sábado, 15 diciembre 2018
13:14
, última actualización
Local

El Consorcio de Residuos se constituye sin discrepancias políticas

PSOE, PP e IU pactan la búsqueda de una fórmula para que estén representados en el consejo de administración de la nueva entidad.  

el 23 dic 2011 / 20:45 h.

TAGS:

Sesión de constitución del Consorcio Central de Residuos.

El Consorcio Central de Residuos nació este viernes por unanimidad y con la primera intención de revisar los estatutos para que en el consejo de administración de la entidad haya una representación palpable de PSOE, PP e IU que se asemeje al mapa político surgido tras las pasadas elecciones locales.

La constitución del consorcio se centró en la designación del presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, como presidente de la entidad. Tras asumir su cargo y por petición expresa de los miembros del consorcio, ha solicitado una adaptación de los estatutos para dar cabida a todos los partidos. Esa empresa la abordará una comisión de trabajo, que evaluará la situación y presentará los resultados en un mes y medio. En ese sentido, Villalobos ha expresado su intención de seguir de cerca este proceso, que permitirá dar otro paso en la fusión de la Mancomunidad del Guadalquivir y la de los Alcores en un consorcio que gestione el tratamiento de basuras de 33 municipios del área metropolitana, entre ellos Sevilla, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra, así como los de la comarca del Aljarafe.

Todos los partidos han salido conformes de la decisión adoptada en el recién constituido consorcio Central de Residuos. El presidente de la Mancomunidad del Guadalquivir, Rafael Moreno, indicó que "es una garantía que el primer paso se de con la participación de todo el mundo" y con la vista puesta en 2016, cuando el consorcio esté plenamente operativo. Por su parte, el diputado del PP José Leocadio Ortega ensalzó también que se reconduzcan unos estatutos que "no se adecuadaban a la realidad política" y que requiere del "trabajo conjunto de todos los partidos".

La unanimidad en el discurso contrasta con los primeros coletazos del propio consorcio, cuando se dio luz verde a su constitución en el pleno de la Diputación de mayo de 2010. En esa sesión, tanto el PP como IU cuestionaron la creación de un nuevo consorcio que "engordara más las administraciones públicas".

  • 1