Local

El Consorcio de Transporte mantiene sus tarifas por ahora

Los usuarios de los autobuses del Consorcio de Transporte del área metropolitana no tendrán que añadir a la lista de subidas de precios de la cuesta de enero el de estas líneas, al menos por el momento. (Foto: Javier Cuesta).

el 14 sep 2009 / 22:30 h.

TAGS:

Los usuarios de los autobuses del Consorcio de Transporte del área metropolitana no tendrán que añadir a la lista de subidas de precios de la cuesta de enero el de estas líneas, al menos por el momento. Las tarifas vigentes se revisaron en abril de 2007, por lo que se prevé que no sea hasta la primavera cuando vuelvan a modificarse.

Frente al incremento que sí experimentan las tarifas de los autobuses urbanos en muchos municipios, tras la aprobación de las nuevas ordenanzas fiscales, el consorcio opta por dar un respiro a los usuarios de las líneas interurbanas, que no tendrán que rascarse el bolsillo por ahora y al menos hasta abril, cuando se cumplirá un año de la última revisión.

También a lo largo de este año se programa que desaparezca completamente el tradicional bonobús, tras la entrada en funcionamiento de la tarjeta sin contacto, un sistema que se está instalando en las diferentes líneas y del que muchos usuarios ya están aprovechando sus ventajas.

Hoy día conviven los dos modelos en el sistema tarifario integrado del que se benefician ya la mayor parte de los 46 municipios de la aglomeración urbana. De este modo, el consorcio tiene delimitados cuatro sectores que engloban a Sevilla capital y a los pueblos de la corona a la hora de aplicar las tarifas. El precio que debe abonar el usuario depende de los saltos que éste tenga que dar a lo largo de su recorrido, desde la población de salida hasta la de llegada.

Igualmente, el consorcio cuenta con varios títulos de viaje que se corresponden con el billete para un recorrido, que todavía se mantiene a 1,05 euros (1,15 si se da un salto y 1,25 con dos). Luego están los bonobuses de 10 viajes sin transbordo, cuyo coste asciende a 7,50 euros sin saltos (7,90 con uno y 8,90 con dos) y el bonobús con transbordo, que vale 11 euros (11,50 con un salto y 12,50 con dos).

Finalmente, está la modalidad más novedosa y económica que es la nueva tarjeta sin contacto, que se puede adquirir en cualquier punto de venta del consorcio -hay unos 300 en la provincia- por 1,50 euros en concepto de fianza. Se puede recargar desde cinco hasta 500 euros y se puede programar con cero, uno, dos o tres saltos, dependiendo de las necesidades. Con su uso, el consorcio calcula que el viajero ahorra desde 0,30 euros del billete sencillo (que con la tarjeta sin contacto cuesta 0,75) hasta 0,36 en los trayectos con saltos. El precio del transbordo es de 0,36 euros mediante el uso de este sistema que terminará de implantarse en 2008.

  • 1