Local

El Consorcio de Vivienda trabaja en promover también el alquiler

La opción de potenciar la construcción de VPO en régimen de alquiler se está estudiando en el seno del Consorcio de Vivienda del área metropolitana por entender que es una buena fórmula para que los ciudadanos con menores ingresos puedan acceder al mercado inmobiliario. (Foto: El Correo)

el 15 sep 2009 / 03:33 h.

TAGS:

La opción de potenciar la construcción de VPO en régimen de alquiler se está estudiando en el seno del Consorcio de Vivienda del área metropolitana por entender que es una buena fórmula para que los ciudadanos con menores ingresos puedan acceder al mercado inmobiliario. Hasta ahora sólo se incidía en la construcción para la venta.

El gerente del consorcio, Juan Morillo, señala que este sistema se está tratando ya con algunos alcaldes para que lo tengan en cuenta a la hora de emprender sus promociones. Reconoce que esa propuesta puede no ser bien acogida ya que en España está muy arraigada la idea de tener una en propiedad y que pagar un alquiler es tirar el dinero, pero insiste en que es un buen sistema para solucionar el problema que tienen los más jóvenes y con pocos ingresos. Más adelante, prosigue, cuando su situación económica sea mejor y más estable, ya se podrá optar por la compra de una VPO.

En este sentido, calcula que por los apartamentos de alquiler que hagan los municipios se podrá abonar una renta de unos 300 euros, menos que la letra de una hipoteca, "a lo que hay que sumar las ayudas que dan ahora las administraciones".

Pero, lógicamente, además de las viviendas protegidas en régimen de alquiler, se acometerán también otras con opción a compra. Ésta otra fórmula sería ya para ciudadanos con mejor situación económica.

De todos modo, el gerente del consorcio admite que la mayoría de las VPO que se ejecutarán serán en propiedad. Eso sí, habrá diferentes tipologías, porque no todos los vecinos tienen las misma necesidades.

Tal y como está ya fijado por ley se levantarán VPO de diferentes precios: 90.000, 108.000 y 135.000 euros, dependiendo de los ingresos de los solicitantes. También se está pensando en construir viviendas protegidas en altura de menores dimensiones, entre 70 y 80 metros cuadrados útiles, especialmente para un público de jóvenes.

Junto con esta nueva filosofía para facilitar el acceso a la vivienda y abaratar los costes, el consorcio está mirando hacia los modelos de barrios que se están desarrollando en el norte de Europa, donde está ya descartada la fórmula impuesta fundamentalmente en el Aljarafe con sus adosados, con la consiguiente ocupación de suelo y sin prácticamente servicios.

Por ello, puntualiza que una buena opción es levantar bloques de tres o cuatro plantas y de diferentes tipologías: apartamentos, duplex y pisos convencionales, con garaje en subterráneo y con locales comerciales en los bajos donde se puedan abrir tiendas, bares y otro tipo de prestaciones para que no sea necesario coger el coche para realizar una compra.

Su idea es que estos barrios dispongan de grandes espacios libres. Insiste en que su construcción es más barata, porque, entre otras cosas, no se necesita reservar tanto espacio para los vehículos, que se reduce al 30%, frente al 70% que es para el peatón. Del mismo modo, este sistema reduce los costes de urbanización al estar todo mucho más concentrado.

  • 1