Local

El Constitucional abre la puerta a manifestarse en víspera electoral

Anula el fallo del TSJA que impidió en 2009 la manifestación del Día de la Mujer por coincidir con la jornada de reflexión.

el 26 nov 2010 / 20:10 h.

TAGS:

Imagen de la tradicional manifestación del 8 de marzo, Día de la Mujer.
El Tribunal Constitucional (TC) ha anulado un acuerdo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que no autorizó una manifestación para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, convocada en Sevilla para el 8 de marzo de 2008, al coincidir con la jornada de reflexión de las elecciones generales y autonómicas.

 

El Constitucional abre así una vía de flexibilización en las campañas electorales, durante las cuales las denuncias cruzadas de los partidos ante las juntas electorales han llevado a prohibir actos de colocación de primera piedra o inauguraciones en las que participaban políticos. El TC avala la celebración de movilizaciones ciudadanas que, pese a tener una base ideológica, tengan una vinculación "remota o indirecta" con el debate político y la posibilidad de incidir en el voto.

La Ley Electoral establece que durante la jornada de reflexión no puede difundirse propaganda ni celebrar actos de campaña. Sin embargo, el fallo del TC -meramente declarativo puesto que la manifestación prevista ya no se puede celebrar- considera que la interpretación de esta ley no significa que "naturalmente" no puedan celebrarse manifestaciones que tengan algo que ver con el debate político.

La sentencia reflexiona que, "teniendo en cuenta el carácter de exposición pública y colectiva de ideas, opiniones o reivindicaciones", toda reunión puede conectarse "aunque sea de forma remota" con el debate político y, por tanto con las decisiones de los electores. Pero alega que "por esa vía llegaríamos al absurdo de admitir la prohibición de toda reunión o manifestación por el simple hecho de serlo y coincidir con la jornada de reflexión de unas elecciones".

En el caso de la manifestación del Día de la Mujer, el TC recuerda que se trata de una jornada celebrada "mundialmente" y considera que no se ha acreditado "la existencia de razones fundadas que justifiquen que la manifestación convocada pudiera incidir o perturbar la neutralidad política propia de la jornada de reflexión".

El acto fue organizado por la Plataforma 8 de marzo de Sevilla, integrada sobre todo por asociaciones de mujeres, que pidió el permiso correspondiente para celebrar la manifestación a la Subdelegación del Gobierno. La Junta Electoral de Sevilla solicitó a la organización que pospusiera la marcha ante el riesgo de que pudiera afectar a la "tranquilidad y sosiegos deseables en el día anterior al ejercicio del derecho al sufragio activo". La Plataforma recurrió esta decisión al TSJA que, sin prohibir la marcha, rechazó el recurso y formuló la misma recomendación que la Junta Electoral. En su fallo tuvo en cuenta que entre las asociaciones convocantes figuraba el Área Provincial de la Mujer de IU, formación que concurría a las elecciones.

El Constitucional señala que la prohibición de este tipo de actos sólo es legítima "si se funda en la existencia de meritorias y fundadas razones que prueben el carácter electoral de la manifestación considerada". En este caso, el TC estima que la decisión del Alto Tribunal andaluz "no obedece a ninguna razón fundada" sino "a meras sospechas sobre que la manifestación considerada pudiera perturbar la deseable neutralidad política de la jornada de reflexión". El TC rechaza esta conclusión al considerar que "la mera posibilidad de que una reivindicación, pueda incidir de una u otra forma en el electorado, se muestra como hipótesis insuficiente para limitar el derecho de reunión en periodo electoral". Alega que incluso si se prevé una posible incidencia en el voto "remota o indirecta" debe prevalecer el derecho de reunión "aún en detrimento de otros derechos, en especial de los de participación política".

El TC tampoco acepta el argumento del Abogado del Estado, personado en la causa, de que la conmemoración del 8 de marzo tiene un componente socialista y comunista "y por tanto esté ligado a las fuerzas políticas de la izquierda".

  • 1