Local

El Constitucional rechaza de plano la recusación de tres jueces por el PP

El pleno del Tribunal Constitucional (TC) acordó por ocho votos a dos rechazar a limine (de plano) la admisión a trámite de las recusaciones del PP contra tres magistrados progresistas y esquiva de momento la amenaza de bloqueo por falta de quorum a la que se enfrentaba.

el 14 sep 2009 / 20:47 h.

TAGS:

El pleno del Tribunal Constitucional (TC) acordó por ocho votos a dos rechazar a limine (de plano) la admisión a trámite de las recusaciones del PP contra tres magistrados progresistas y esquiva de momento la amenaza de bloqueo por falta de quorum a la que se enfrentaba.

El PP recusó el pasado 25 de octubre a Manuel Aragón, Pablo Pérez Tremps y Pascual Sala basándose en una noticia publicada el día antes por el diario El Mundo, en la que se aseguraba que éstos se habían pronunciado a favor de la reforma de la Ley Orgánica de este tribunal (LOTC) en una reunión con otros magistrados, pero tanto los recusados como los otros asistentes a la cita han desmentido rotundamente la información periodística.

El acuerdo ha sido adoptado después de una deliberación relativamente corta. En cualquier caso, la decisión de no tramitar estas recusaciones, es decir, de rechazarlas sin tomarlas siquiera en consideración, se preveía después de que el pasado jueves el presidente accidental del pleno, el conservador Vicente Conde, decidiera convocar al pleno con la admisión o no a trámite de las recusaciones del PP como único punto del orden del día.

El PP veía así frustrado su intento de vincular el futuro de sus recusaciones al de las de los magistrados conservadores Roberto García-Calvo y Jorge Rodríguez- Zapata, recusados a su vez por la Abogacía del Estado en representación del Gobierno.

Intento desesperado. Hasta en tres ocasiones, la última el pasado viernes, el PP pidió al Constitucional que acumulara las cinco recusaciones y las tramitara y resolviera conjuntamente, ya que entendía que existía "conexidad" entre ellas. Sin embargo, ni Conde ni la mayoría de los magistrados del pleno lo han visto así al final.

En el trasfondo de este recurso está el intento de control político del pleno del Constitucional, que en esta legislatura ha estado en manos del sector progresista. Pero precisamente la llegada del recurso del PP contra la reforma de la LOTC motivó que se abstuvieran la presidenta y el vicepresidente del TC, con lo que esta cuestión la tratarán 10 de los 12 magistrados que integran el pleno, cinco progresistas y cinco conservadores.

Así, este sector logra el control del pleno, ya que cuenta con el voto de calidad del presidente en funciones, lo que aventura un difícil futuro para leyes fundamentales de la legislatura que aún deben pasar por el TC, como la de matrimonios homosexuales o el Estatut. Para evitar esta situación, el Gobierno presentó recusación (todavía pendiente de ver) contra dos magistrados conservadores, a lo que el PP respondió con el recurso ahora desestimado por el propio TC.

  • 1