Economía

El consumo de productos básicos cae al mínimo desde que llegó el euro

Lo cuesta arriba que se hicieron los últimos meses de 2007, con la escalada de los precios, se ha dejado sentir en uno de los motores de la economía, el consumo. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 00:01 h.

Lo cuesta arriba que se hicieron los últimos meses de 2007, con la escalada de los precios, se ha dejado sentir en uno de los motores de la economía, el consumo. El año pasado, la compra de productos básicos sólo creció un 5,5%, la menor tasa desde la entrada del euro. Ahora, el consumidor prefiere tirar de las marcas blancas.

Los españoles gastamos 64.200 millones de euros en productos de consumo básico para el hogar en 2007, un 5,5% más que el año anterior, aunque este crecimiento es el más bajo de los últimos siete años debido a la ralentización del consumo en el segundo semestre por la subida de algunos precios.

Son algunas de las conclusiones del Anuario Nielsen, presentado ayer y que analiza la evolución de los productos de consumo masivo en España durante 2007. De esta radiografía del consumo se desprende, según el director de la compañía en España, José Luis García Fuentes, "una retracción del consumo en volumen de ventas", especialmente en el segundo semestre del año.

En este periodo, afirmó, se ha producido una "masiva psicosis" entre el consumidor respecto a la subida de algunos precios, lo que "ha conseguido arrastrar a todo el sector, incluidos los productos que no se habían encarecido, hacia otros artículos de marcas más baratas". "Se ha perdido la referencia de los precios, la sensación que tiene la gente es que ha subido todo", subrayó García.

El estudio revela que el crecimiento de los productos frescos, cuyas ventas en valor representan el 37,7% del total, se debió especialmente a un aumento de precios con respecto a 2006 (4,5%) frente a las ventas de productos de alimentación envasada, que supone el 47,2% del total y cuyo precio aumentó una media de 2,4%.

Además, los artículos de droguería y perfumería fueron los que más crecieron, un 6,1%, hasta representar el 15,1% del total. Entre las tendencias de mercado, destacan una mayor presencia en la cesta de la compra de productos envasados que frescos, la consolidación de las marcas blancas o de distribución, que suponen la cuarta parte de las ventas, y el crecimiento de los supermercados que acaparan siete de cada diez ventas de artículos envasados.

En el capítulo de hostelería, las ventas de bebidas alcohólicas de alta graduación bajaron un 4,2%. Las que más padecieron este descenso en las ventas fueron la ginebra (6,3%) y el whisky (6,2%) frente al ron (0,1%). El vino cayó un 5,7%, mientras que la cerveza con y sin alcohol aumentó sus ventas (1,7% y 2,4%, respectivamente).

Los españoles gastaron 8.734 millones, un 4,4% más que en 2006. Los televisiones LCD y de plasma tuvieron un año excelente, ya que sus ventas crecieron un 85,2% sobre 2006 gracias a un descenso medio de los precios del 25,4%. Por contra, las ventas de aparatos de aire acondicionado descendieron un 4,2%. En el entretenimiento destacaron los 2,2 millones de consolas vendidas, 60% más, y 14,3 millones de videojuegos.

  • 1