Local

El convento de San Leandro se descubre para pedir ayuda

Ben Baso organiza visitas ante el mal estado del edificio y la precariedad de las madres agustinas

el 10 oct 2011 / 19:25 h.

TAGS:

El alcalde, Juan Ignacio Zoido, visitó el convento de San Leandro en marzo y prometió ayudas para la rehabilitación.

El convento de San Leandro (del siglo XIII) abre mañana sus puertas para que los ciudadanos disfruten de sus obras de arte, para que conozcan el mal estado en el que se encuentran algunas de sus dependencias y para que disfruten con los productos que elaboran y venden las madres agustinas. El objetivo es echarles una mano ante la mala situación económica que padecen.


La Asociación para la Difusión y Protección del Patrimonio Ben Baso organizó esta jornada de puertas abiertas ante el "peligroso estado" en el que se encuentra la fábrica del monasterio agustino de San Leandro, cargado de obras de arte en su iglesia, coro, claustro, refectorio, sala capitular... Arquitectura característica de la segunda mitad del siglo XVI. Las visitas, para las que no hace falta cita previa, serán de 10 a 13.30 y de 16.30 a 19 horas, y ofrecerán la posibilidad de ver lo que la clausura mantiene siempre cerrado a los ojos de los demás.


José Juan Fernández, presidente de Ben Baso, aseguró que el objetivo de estas visitas es dar a conocer el rico patrimonio del monasterio, al tiempo que lograr una ayuda para sus moradoras. "Sus monjas necesitan ayuda. El edificio está medio bien, pero es imprescindible arreglar la fachada de la Pila del Pato y el coro, afectado por filtraciones de agua", advirtió Fernández.

Santa Inés y San Clemente, reclaman ayudas desde hace años pero, por ahora, no llegan. El pasado mes de marzo, antes de las elecciones, el propio Juan Ignacio Zoido (PP), ahora alcalde, aseguró que el convento de San Leandro podría albergar una guardería, dos salas de exposición, un centro para personas mayores e incluso una hospedería. De esta forma, se abriría el recinto al público y se obtendrían nuevas vías de financiación para el mantenimiento y conservación del edificio. Esta propuesta era el botón de muestra del proyecto de rehabilitación de iglesias y conventos que presentó el PP. "Podemos aplicar el mismo modelo en otros conventos, y de esta forma se podrán compatibilizar servicios para los más necesitados, que estos edificios se puedan mostrar y que se conviertan en un valor más para el turismo y la cultura", apuntó.

  • 1