Local

"El copago evitará que corran peligro los servicios públicos"

el 15 ago 2011 / 20:30 h.

TAGS:

Miguel Fernández hizo bueno el dicho de que a la tercera fue la vencida. La empresa no era fácil: hacerse con la Alcaldía de Estepa tras 32 años de gobierno socialista. Pero este profesor y militante del PA lo logró, tras ganar en las urnas y pactar con el PP. Bastó un solo día para saber que no iba a ser el primer reto. Ahora le toca levantar un Ayuntamiento ahogado por las deudas y que está en la lista negra de UGT de pueblos sevillanos que deben nóminas a la plantilla municipal.

-Tras tantos años de espera, hay un gobierno que no es del PSOE en Estepa, ¿cómo se siente?

-Los vecinos sabían que hacía falta un cambio. Es demasiado tiempo 32 años de un mismo partido y 16 años de un mismo alcalde. Habría que arbitrar los mecanismos para que existiera limitación de mandatos por ley porque hacía falta sangre nueva y gente con empuje. Cuando llevas mucho tiempo de alcalde se vicia mucho la gestión

-Esta pregunta ya es normal de realizar a un alcalde: ¿Cómo están las arcas municipales?
-El Ayuntamiento está empantanado. Las obras municipales se hacían pero sin pagar nada y las nóminas estaban sin abonar desde abril. La auditoría, elaborada por los servicios municipales, se ha terminado y la deuda es de 16 millones. Esa es la situación del Ayuntamiento, que está en quiebra y que ahora hay que sacar adelante.

-¿Se ha conseguido solventar la deuda con los trabajadores?
-Se logró pagar abril y mayo y estamos terminando de solventar la de junio. El mejor indicador de la precaria situación económica de un ayuntamiento es cuando ya no se puede pagar a la plantilla.

-¿Qué proyectos anunciado en campañas se pueden llevar a cabo en estas circunstancias?

-Sólo queda intentar terminar en estos cuatro años las obras empezadas, como la piscina terapéutica, la calle Vivero o el mercado de abastos. El anterior gobierno dejó un montón de obras empezadas para las elecciones y las inició por motivos electorales. La única prioridad es acabarlas y, como no, solventar las nóminas. Si sobra algo, se pagará a los proveedores por orden de antigüedad.

-¿Qué medidas se han adoptado para salir de este pozo?
-El anterior gobierno aprobó rápido un presupuesto que estaba ajeno a la realidad de Estepa. Presentamos unas alegaciones que en julio se estimaron y hemos aprobado otro más realista que recorta gastos superfluos, como la Fiesta Santiaguista, que cuesta 80.000 euros. También se ha recortado la asignación de los ediles en asistencia a plenos y comisiones.

-La Fiesta Santiaguista era un gran atractivo turístico.
-Era un buen escaparate, pero en algún sitio tienes que recortar. Se ha vivido por encima de las posibilidades del Ayuntamiento, pero en todo. Y ahora nos encontramos con una deuda que es inmensa.

-Al menos ha salvado la Feria [que término ayer lunes].

-La Feria se celebró in extremis, porque, por las deudas, Endesa no había dado el permiso para conectar el alumbrado. Estuvimos negociando hasta última hora. Su celebración, de hecho, estuvo en el aire hasta el mismo jueves, día en el que dio comienzo la Feria.

-¿Peligran los servicios municipales en Estepa, como ya han avisado, por ejemplo, en Morón?
-Se intentará que no se ponga en peligro ningún servicio municipal potenciando el copago. El aula de la experiencia es un servicio que funciona muy bien, pero habría que buscar los mecanismos para que los alumnos paguen algo más. También ocurre con la escuela de música, cuya tarifa es prácticamente irrisoria. Lo digo porque tengo allí a mis tres hijos. El Consistorio quiere mantener todos los servicios, pero desde el realismo: hay que pagar un poco. Es mejor mantener pagando a que no haya.

-¿Cree que el resto de pueblos deberían tomar ese camino?

-Ese planteamiento lo harán todos los alcaldes a partir de ahora. Si no hay recursos, no hay dinero. La crisis lleva cuatro años instalada y no se va a ir en un día. Ojalá se vaya mañana, pero aún quedan al menos dos años hasta que empiecen a entrar más recursos. Si se quiere mantener servicios, hay que buscar el copago. También hay un problema estructural en los ayuntamientos, que prestan muchos servicios y reciben poco del Estado. La mayoría se lo lleva la Junta y los ayuntamientos son las marías.

-Estepa se nutre del mantecado y el aceite, ¿qué otras vías de negocio se pueden iniciar? -Se está ayudando a los empresarios, que son los primeros que están apostando para diversificar el sector y trabajar la mayor cantidad de días posibles y con más personas. Ya hay empresas de pastas de té, bombones y fabricación de hojaldre. El Ayuntamiento pretende dar oxígeno a esos proyectos. Por ejemplo, en agricultura, la propuesta estrella es aprovechar el agua de la depuradora municipal y utilizarla para el riego por goteo de unas mil hectáreas de olivar.

  • 1