domingo, 17 febrero 2019
13:31
, última actualización
Cultura

El cordobés Jesús Alcaide se perfila como próximo director del CAS

Sucederá a Fernando Roldán y se enfrenta a un centro sin proyecto.

el 21 jun 2010 / 19:18 h.

El comisario de arte y ex asesor de la Delegación Provincial de Cultura de Córdoba Jesús Alcaide se perfila como nuevo director del Centro de las Artes de Sevilla (CAS), el centro multidisciplinar de Torneo 18 que nació al calor del proyecto político de Juan Carlos Marset -durante su etapa de delegado municipal de Cultura, que se inició en 2004- y que, casi seis años después, todavía no ha encontrado la estabilidad.

Alcaide relevará previsiblemente en el cargo a Fernando Roldán después de que el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) convocara el pasado mes de enero un concurso cerrado para elegir al nuevo director.

Con la promesa del Ayuntamiento de Sevilla de poner en marcha en 2010 el proyecto de modernización del centro, el ICAS invitó a concurrir al certamen a cuatro personas relacionadas con el mundo de la gestión en el arte contemporáneo, entre los que se encontraba el saliente Fernando Roldán, la comisaria Margarita Aizpuru, Cristina Garcés -coordinadora del programa Iniciarte de la Consejería de Cultura- y al desconocido en el apartado artístico de la ciudad Jesús Alcaide, cuyo proyecto para salvar el año en el CAS ha sido el que finalmente ha seducido al Ayuntamiento.

Según advirtió la propia delegada municipal de Cultura, Maribel Montaño, la dirección del CAS debía responder, de cara al futuro, a un perfil "más tecnológico", de acuerdo con una propuesta que, bajo el nombre de I+CAS, "supondrá un paso adelante para el CAS e indagará en las relaciones entre el arte y los últimos lenguajes audiovisuales", según anunció la propia Montaño hace ya dos temporadas.

Con esta medida, el Ayuntamiento -ahora con unos fondos lastrados por la crisis del gobierno municipal- empezaría a tomar forma la resurrección del centro de Torneo, que no había comenzado a ejecutarse pese a haberse anunciado durante el verano de 2008.

Fue entonces, al hacer balance de esa temporada, cuando Maribel Montaño -en presencia del propio Roldán- manifestó su intención de que el CAS continuara apoyando a los jóvenes talentos, a la vez que desarrollaría un amplio despliegue tecnológico por el que se convertiría en una propuesta "de envergadura nacional".

La delegada de Cultura aseguró, asimismo, que quería poner en marcha una sala de "experimentación tecnológica" en la que se trabajara "de forma muy intensa" para "alentar y fomentar la creatividad".

En la elaboración del discurso museístico que tendrá este punto de encuentro -donde también se integran iniciativas como Endanza, dirigida por Isabel Blanco- han aportado ya sus ideas colectivos sevillanos como Zemos98 o artistas como el arquitecto Santiago Cirugeda.

Es por esto que la llegada de Jesús Alcaide a un Centro de las Artes de Sevilla manejado hasta la fecha por figuras locales deja impresa, cuanto menos, una sensación de sorpresa en los círculos culturales de la ciudad, por cuanto su trabajo como comisario de exposiciones y crítico de arte ha estado siempre vinculado al escenario cultural cordobés.

Así las cosas, para levantar el CAS, Alcaide contará con una ayuda de 800.000 euros procedente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (así era, al menos, hasta 2008), un respaldo que comprometía al Ayuntamiento a desarrollar el proyecto en un plazo de dos años.

Ha sido por esta limitación temporal por la que el ICAS ha resuelto ya el concurso para nombrar al nuevo director y ya en los próximos meses "se quiere ir dotando al centro de las nuevas tecnologías, para que antes de que finalice 2010 esté todo preparado y con buenas perspectivas de futuro", comentó Montaño en su última comparecencia en el CAS al término de la pasada temporada.

Los predecesores:

Pedro G. Romero. Aireadas fueron sus disputas con el político que lo nombró, el recordado concejal de Cultura Juan Carlos Marset. Apenas tres meses estuvo este reconocido artista conceptual al frente del CAS. Las desavenencias por el gasto del presupuesto fueron desencadenantes para su salida. Dejó pendiente una exposición de Antoni Muntadas.


Fernando Roldán. El galerista sevillano, de dilatada trayectoria al frente de la recordada Cavecanem, ha estado al frente del CAS desde 2006. Con poco margen de actuación y muchos problemas presupuestarios y de concepto, Roldán culminó su etapa al frente del centro con la gran exposición de celebración de los 25 años de la galería Rafael Ortiz.

  • 1