Deportes

El Coria pierde por la mínima y se ve apeado del 'play-off'

El conjunto ribereño cae por 1-0 en La Puebla y no puede avanzar a la final de la eliminatoria de ascenso a Segunda B.

el 15 jun 2013 / 22:51 h.

PALMA  DEPORTES UH POBLENSE- CORIA FOTOS: PILAR PELLICER Víctor Salas pelea por el esférico con un rival junto a la banda. PILAR PELLICER (ÚLTIMA HORA DE BALEARES) De la forma más cruel. El Coria se despidió ayer del ascenso a Segunda B después de caer por la mínima ante el Poblense, que pasa de fase gracias al riguroso penalti que transformó en las postrimerías en el partido de ida. Al igual que en el Guadalquivir, el Coria fue superior, manejó los tiempos, fabricó la mayoría de las ocasiones de peligro y mereció el triunfo, pero se quedó con la miel en los labios y mañana no podrá estar en el bombo de la finalísima. Ni el peor enemigo de Mariano Suárez le hubiera deseado un desenlace como el de ayer. En los primeros minutos, el Coria dominó el partido por completo y se prodigó en el área balear. En los primeros 10 minutos botó cuatro saques de esquina y Suanes perdonó a Vives en el 11’ en un disparo a bocajarro tras un formidable servicio de Selu, que volvió a hacer diabluras por su banda. Pero en el minuto 15 llegó la jugada desgraciada. El Poblense montó una contra de manual, Vidal se sumó al ataque y se la puso en bandeja a Pese, que se la volvió a dar al atacante mallorquín, que no perdonó e hizo el primero de la tarde. PALMA  DEPORTES UH POBLENSE- CORIA FOTOS: PILAR PELLICER Los jugadores del Poblense celebran el gol que sentenciaría la eliminatoria. PILAR PELLICER (ÚLTIMA HORA DE BALEARES) El gol sentó como un jarro de agua fría al Coria, que comenzó a diluirse como un azucarillo. Primero lo intentó Selu en un disparo lejano en el 32’, pero las ocasiones ya sí escaseaban. No es que el Poblense tuviera la manija, sino que se dedicó a dormir el partido y dejar pasar los minutos. Así, el Coria no se sentía cómodo. Pero hasta fue capaz de articular una llegada muy peligrosa del carloteño Suanes antes de llegar al intermedio. El Poblense volvió a montar otra contra que bien pudo significar el 2-0, pero Pese sí se topó esta vez con Isco, que detuvo su lanzamiento en el 38’ cuando ya se cantaba el gol. Vicens pudo poner la puntilla en el 44’, pero Manu Ruiz, providencial, se cruzó para evitar un gol que sí hubiera supuesto una losa demasiado pesada para un Coria que cuando lo intentaba creaba peligro. Y mucho. Y casi siempre a través de su hombre más veloz, técnico y peligroso, Selu. Se escapó de su par antes del intermedio y llegó al interior del área, donde Vives tuvo que intervenir para evitar males mayores. En el descanso, Mariano Suárez dejó claro que es un fantástico entrenador. El coriano no tuvo reparos en quitar un central, Manu Ruiz, y sacar al jugón de Jorge para darle la vuelta a la tortilla. El Coria pasó a jugar con sólo tres centrales y asedió el portal balear. El Coria comenzó a maquinar cada vez más cerca del área local. Juan Gómez, en el 65’, estuvo muy cerca del 1-1, pero su disparo se estrelló en el travesaño. Peor suerte imposible pensaría el pobre de Mariano Suárez, que ya por entonces se desgañitaba en la banda. El árbitro, al igual que en la ida, también volvió a dejar con cara de tontos a los amarillos, que reclamaron dos penaltis en sendas caídas en el área local. En el minuto 72, y con los visitantes lanzados, David Feito no llegó por poquísimo a un centro medido de Selu, que ya estaba desbordado. El sevillano mereció marcar y dar el pase a los suyos, pero a este Coria le ha dado la espalda la fortuna. Con un poco de ella mañana estaría en el bombo de Madrid. Ahora todo el mundo se acuerda del fatídico penalti de la ida. En los instantes finales llegaron las imágenes que nadie quiere ver en un campo de fútbol. Y todo nació después de que el banquillo visitante reclamara, todo hay que decirlo, un clarísimo penalti por derribo sobre Suanes de Charles que el árbitro no señaló. El técnico amarillo se desesperó pidiendo una pena máxima que podría haber dado un paso más que sufrido y merecido por los amarillos. Al final, lamentos de un banquillo roto por el desconsuelo. Ficha técnica: UD Poblense: Vives, Campins, Maciá, Arnau (Tomeu Crespí, m. 62), Charles, Peset, Vicenç, Jordi, Vidal (Alfonso, m. 78), Jony y Tomeu Buades. Coria CF: Isco, Luis, David Feito, Manu (Jorge, m. 46), Aurelio, Israel, Curro (Juan Gómez, m. 66), Víctor Salas, Suanes, Rubén (Juanan, m. 82) y Selu. Gol: 1-0 (m. 15) Vidal Árbitro: Moltó Egea, de Valencia. Tarjetas: Amarilla a los locales Tomeu Crespí y Peset; y al visitante Manu. Incidencias: 4.000 espectadores en las gradas del Estadi Municipal de Sa Pobla. Presencia de corianos en las gradas.

  • 1