Local

El cortejo tirará hoy 15.000 kilos menos de caramelos

Hoy es el momento en el que los Reyes Magos salen a la calle y se encuentran con los chavales. Ocurre una vez al año, así que hay que estar preparado para que la Cabalgata no pase demasiado rápido o para que la espera no sea demasiado larga. Conviene tener en cuenta algunos trucos. Por lo pronto, todo empieza a las cinco de la tarde en Felipe II. Foto: Javier Cuesta. Descárguese el listado completo de carrozas

el 15 sep 2009 / 20:44 h.

TAGS:

Hoy es el momento en el que los Reyes Magos salen a la calle y se encuentran con los chavales. Ocurre una vez al año, así que hay que estar preparado para que la Cabalgata no pase demasiado rápido o para que la espera no sea demasiado larga. Conviene tener en cuenta algunos trucos. Por lo pronto, todo empieza a las cinco de la tarde en Felipe II.

La Cabalgata saldrá hoy del lugar de siempre (las cocheras de Tussam). Saldrá el mismo número de carrozas que el año pasado (33), de todas ellas, 12 volverán a estrenarse por primera vez, desfilará el mismo número de personas (2.500), pero el recorrido y la duración prevista será inferior. Sus Majestades de Oriente y compañía tendrán que atravesar 7,5 kilómetros en cinco horas para llegar a las 10 de la noche a su destino. El año pasado el trayecto fue de 10 kilómetros y el tiempo estimado de seis horas.

He aquí el primer truco: la Cabalgata va despacio hasta que echa a correr. La del año pasado llegó al final del trayecto una hora tarde, pero en algunos tramos se demoró más de dos horas. Recuperó tiempo acelerando los motores de las carrozas y dejando menos caramelos en el camino. Pero por los dulces no será... A menor distancia y menor tiempo, era lógico que hubiera menos caramelos: se tirarán 50.000 kilos de chucherías (15.000 menos que el año pasado), a petición de Lipasam, que después tarda semanas en arrancar los restos de caramelo de las baldosas. El déficit de chucherías lo suplirán los peluches, las pelotas antiestrés que regalará Lipasam y los trenecitos de goma que saltarán de la carroza del tranvía.

Los retrasos del año pasado no se debieron a que hubiera una mayor densidad de niños sonriendo con las manos abiertas. Eso era previsible. Lo que no estaba previsto es que, nada más empezar se enredase una carroza muy alta con las luces navideñas de Felipe II. El Consistorio ya ha dicho que hoy, por la mañana, quitará los cables de esa calle y revisará con ojo de aguja la altitud de todos los tramos del recorrido.

También es importante saber quién tirará más caramelos. En teoría son siempre los Reyes Magos, porque llevan más bolsas cargadas en sus carrozas que los demás. A la espera de que asomen la corona, facilita mucho saber quién viene justo antes de cada rey: delante de Melchor y de sus pajes, está la carroza de Parchís. Delante de Gaspar, el Príncipe Caspian. Y antes de Baltasar, aparecerá la carroza del tranvía. De las 12 carrozas nuevas, hay héroes clásicos (Indiana Jones) e inclasificables (Segurito, mascota de la Consejería de Empleo). Otras tres estrenarán efectos especiales: el Mago de la Fantasía tendrá un botón para echar niebla; las Galaxias lejanas soltarán rayos láser de colores, y las Crónicas de Narnia soplarán copos de nieve...

Otra cuestión a tener en cuenta es la meteorología. Hay una probabilidad de que llueva del 40%. El año pasado la hubo del 35%, y chispeó a ratos, pero no llovió. Si al final echa a llover justo cuando están pasando los Reyes, conviene no perder de vista a Baltasar. Es el que menos aguanta la lluvia.

  • 1