Local

El crimen de Bellavista llega a juicio tras cuatro años

El argentino huido tras la muerte de una profesora en la calle Enamorados y detenido dos años después será juzgado hoy en la Audiencia

el 19 jun 2011 / 20:19 h.

TAGS:

Ocurrió el 13 de octubre de 2007 en la calle Enamorados de Bellavista. Sara Rubio, una profesora de 32 años y natural de Pozoblanco (Córdoba), era encontrada muerta por su hermana y su cuñado, que habían pasado la noche en la habitación contigua sin que oyeran nada raro. Su pareja huyó llevando el coche y el móvil, mientras que el ordenador de Sara estaba destrozado.


Casi cuatro años después el supuesto autor del crimen, Mariano Cristian Beade , será juzgado por un jurado popular en un juicio que comienza hoy en la Audiencia Provincial. Este argentino de 34 años hizo todo lo posible por eludir la acción de la Justicia, hasta el punto de que permaneció oculto en Brasil hasta que finalmente fue localizado en su ciudad natal, muy cerca de Buenos Aires. Ahora, se enfrentará a los 21 años y medio de prisión que la Fiscalía le reclama. Su defensa pide la libre absolución, ya que hasta ahora Beade no ha reconocido los hechos, acogiéndose a su derecho a no declarar.


Mariano Cristian Beade era un embaucador y un escurridizo acostumbrado a no pagar alquileres y a tener causas pendientes de cumplir con la Justicia, sin que esto le causara el mayor remordimiento. De hecho, cuando supuestamente mató a Sara tenía pendiente una condena de tres años por pegar a su anterior pareja, una chica de Cádiz. Sara y él habían tenido diversos problemas a lo largo de la relación y Beade aprovechó el puente del Pilar de 2007 para viajar hasta Sevilla e intentar arreglarlo.


Sin embargo, lo que iba a ser una reconciliación acabó con un desgraciado final. Según consta en el escrito de acusación del fiscal, la madrugada del 13 de enero de 2007 “aprovechando que Sara estaba dormida o semidormida y sin posibilidad de defenderse”, Beade la “golpeó violentamente en el rostro y en la cabeza”, lo que le ocasionó fuertes contusiones en el rostro y en la cabeza. Luego, la asfixió apretándole el cuello con tal fuerza que le fracturó las dos primeras vértebras cervicales.


Más tarde cogió el vehículo de Sara para huir hasta Madrid, siendo éste localizado el 14 de febrero de 2008 en Leganés. Tras llegar hasta su domicilio cogió el coche de empresa y se marchó hasta el aeropuerto. Allí cogió un vuelo hasta Buenos Aires usando su pasaporte italiano. Beade se refugió en su país, donde estuvo a punto de ser detenido por la Interpol, pero logró escapar a Brasil. Allí estuvo hasta que el 15 de enero de 2009 fue localizado en casa de sus padres en la localidad de Glew, a unos 40 kilómetros de Buenos Aires.


Su extradición no fue nada fácil, ya que Beade intentó evitarla por todos los medios con varios recursos ante la Justicia la argentina. Finalmente, el 18 de junio de 2010, año y medio después de haber sido detenido, fue trasladado a España, pasando a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Sevilla, que es el que ha investigado el caso, para tomarle declaración, aunque él se negó a testificar. Hoy, se sentará en el banquillo de los acusados.

  • 1