Deportes

El Cross de Itálica destinará parte de las inscripciones a la reconstrucción de Filipinas

Ya el año pasado, Itálica colaboró con UNICEF aportando 4.545 euros por inscripciones al programa Escuelas para Africa, en Mozambique.

el 15 ene 2014 / 17:17 h.

17012011_fot_komon_italica_cross_horizontal_efeLa XXXII edición del Cross Internacional de Itálica va a destinar tres de los diez euros que han abonado los 1.500 participantes en la Carrera Popular, en concepto de cuota de inscripción, a la reconstrucción de Filipinas, país que se encuentra en extrema situación de devastación, un mes después de que el tifón Haiyán-Yolanda, de categoría cinco, arrasara áreas de 36 provincias.   Tras recordar que esta tragedia ha afectado a 14,1 millones de personas, de las que 5,9 son niños, la Diputación de Sevilla señala en una nota que la vertiente más solidaria del Cross de Itálica se iniciaba en el año 2012, siempre de la mano de Unicef, organización cuyos programas mundiales aportan respuestas a las emergencias y necesidades de salud, que muestran los niños en todo el mundo.   En su trigésima edición Itálica colaboraba con Unicef en un programa de desnutrición infantil, en Etiopía, al que aportó 4.527 euros. El año pasado, Itálica destinó los 4.545 euros recaudados en concepto de cuota de inscripción en la Popular al programa Escuelas para Africa, en Mozambique, de Unicef.   Según datos ofrecidos por esta organización, el tifón ha devastado algunas de las zonas más vulnerables y pobres de Filipinas, áreas donde, antes de la catástrofe, ya vivía en la pobreza el 40 por ciento de los niños. "Con falta de agua potable y saneamientos inadecuados, los trabajadores en la zona detectan entre los niños casi 2.000 casos de desnutrición aguda severa y más de 1.500 de desnutrición aguda moderada y 4.000 casos de diarrea aguda, la mitad de ellos entre niños menores de cinco años", agrega. Además, hay más de 3.000 escuelas destruidos y situaciones psicológicas críticas en niños que se han visto separados de sus familias.   Unicef ha declarado en Filipinas el máximo nivel de emergencia y ha priorizado su trabajo en 40 municipalidades, de las más afectadas por la emergencia. Hasta la fecha, la Organización ha proporcionado agua, productos para la potabilización y almacenamiento a más de 700.000 personas; letrinas y baños portátiles a más de 100.000 y kits de higiene a más de 200.000, y ha establecido instalaciones de saneamiento e higiene en cinco escuelas elementales.   Ha suministrado también los materiales imprescindibles para asegurar la cadena de frío necesaria en las campañas de vacunación de 63.000 niños menores de cinco años; ha repartido alimentación terapéutica para tratar a 800 niños con desnutrición aguda severa durante un mes, y ha repartido kits de emergencia con elementos médicos esenciales para 10.000 personas durante tres meses.   Además, la organización apoya la campaña de vuelta a la escuela del Departamento de Educación filipino, que beneficia a 500.000 niños y va a aportar material de aprendizaje y formación en materia de emergencia a profesores y cuidadores, así como apoyo psicosocial ante estos desastres. Por último, se han establecido un total de 214 Espacios amigos de la Infancia, en los que alrededor de 75.000 niños reciben protección.  

  • 1