Deportes

El CSD reitera que el 'caso Xerez' no es asunto suyo

El Consejo Superior de Deportes se ha lavado las manos y ha rebotado la documentación del caso Xerez a la Liga de Fútbol Profesional, que ya negó la existencia de irregularidades que pudieran amparar el ascenso administrativo del equipo verdiblanco.

el 16 sep 2009 / 06:28 h.

El Betis esperaba que el Consejo Superior de Deportes se posicionara rápidamente, y desde luego sus deseos se han visto cumplidos. Lo malo es que el CSD, tras analizar el informe suministrado por el abogado Javier Val, se ha lavado las manos y ha rebotado la documentación a la Liga.

Sólo una mañana necesitó el CSD para reafirmarse en su posición. Pues, como ya adelantó El Correo, el primer lugar en el que el 'misterioso' abogado Juan Carlos Porras presentó su denuncia fue en la sede del Consejo, que rápidamente, al entender que es un tema que se escapa de su competencia, transmitió el tema a la Liga de Fútbol Profesional, que ya se posicionó el martes, negando al Real Betis el ascenso por vía administrativa que está peleando.

Desestimó la demanda de Porras, entre otras cosas por no considerar al abogado 'parte' y, por tanto, no estar legitimado. El Alavés y el Betis, representados conjuntamente por Val, iniciaron el miércoles un camino similar, presentando una documentación ampliada que, de nuevo, el Consejo Superior de Deportes ha transmitido a la LFP, entendiendo que es ésta la que tiene las competencias en materia de inscripción de equipos en las competiciones que organiza.

Aún así, desde el Betis aseguran no conocer nada de la posición del CSD y esperan una respuesta. El abogado Manuel Castaño aseveró que no les había llegado nada, entendiendo que "hemos presentado una demanda fundamentada y motivada, y necesitamos una resolución que nos diga el porqué de las cosas de manera fundamentada y motivada". Así pues, Castaño expresó el deseo del Real Betis de que el asunto no se trate como "la patata caliente que pasa de mano en mano. Queremos una resolución fundada en el derecho", explicó a este periódico ayer tarde.

Así pues, la pelota está de nuevo en el tejado de la Liga de Fútbol Profesional, que no parece que vaya a cambiar ni un ápice de las conclusiones a las que llegó en el informe evacuado el martes al CSD, en el que daba por buena la documentación presentada por el Xerez Deportivo. Por tanto, y a no ser que aparezcan nuevas evidencias muy relevantes, al Real Betis sólo le queda esperar al 4 y al 11 de agosto, días en los que se tramitará la inscripción de los equipos en las distintas competiciones organizadas por la LFP, para confirmar que disputará su vigésimo sexta temporada en Segunda división.

Al margen de la batalla jurídica en la que está inmerso el Real Betis Balompié se encuentra la plantilla. Su entrenador, Antonio Tapia, asegura que no están pendientes del posible ascenso admnistrativo.

"Estamos centrados en trabajar para preparar el primer partido de Liga ante el Córdoba y el primero de Copa, también con el mismo equipo". "El tema administrativo lo dejamos totalmente al margen", sentenció el entrenador de Baena.

  • 1