Local

El CSPJ castiga con 7.500 euros al juez de Talavera por abuso de autoridad

El titular del juzgado de lo Social número 3 de Toledo, con sede en Talavera de la Reina, ha anunciado a EFE que recurrirá la sanción de 7.500 euros que le ha impuesto el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por abuso de autoridad y desconsideración con los funcionarios y por multar al secretario.

el 15 sep 2009 / 11:39 h.

TAGS:

El titular del juzgado de lo Social número 3 de Toledo, con sede en Talavera de la Reina, ha anunciado a EFE que recurrirá la sanción de 7.500 euros que le ha impuesto el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por abuso de autoridad y desconsideración con los funcionarios y por multar al secretario.

La Comisión Disciplinaria del CGPJ acordó el pasado miércoles sancionar al juez Ángel Luis del Olmo con 5.000 euros por abuso de autoridad y desconsideración con los funcionarios y otra de 2.500 euros por multar de forma injustificada al secretario judicial.

El juez ha anunciado que va a recurrir la sanción por considerarla "desproporcionada y desmesurada", teniendo en cuenta, además, que "niego radicalmente el abuso de autoridad y es incierto que multara al secretario", ha dicho Del Olmo, que también ha negado que descuide su higiene personal.

Respecto a la acusación de abuso de autoridad hacia los funcionarios, ha dicho que las relaciones laborales en su juzgado son "como en cualquier otro puesto de trabajo; hay gente con la que te llevas bien y gente con la que te llevas mal".

"Yo procuro -ha añadido el juez sancionado- que haya un ambiente cómodo y que la gente no esté agobiada, pero cumplo el horario y hago cumplirlo a los demás y por eso soy el malo de película, pero, las sentencias tienen que salir, es primordial la rapidez".

Ha añadido que implantó un sistema de turnos razonable y que no había quejas hasta que no empezaron los problemas con el secretario.

En cuanto a las quejas por su higiene personal, ha afirmado que "no es cierto que no sea higiénico, me afeito todos los días y me pongo corbata en los juicios", aunque hubo una semana que estuvo sin agua en casa, pero, eso "no es culpa mía".

También ha afirmado que "es incierto", que haya multado al secretario, sino que le impuso "una obligación de no hacer".

"Desde febrero de 2007, el secretario -ha afirmado el juez talaverano- por su cuenta y riesgo y sin conocimiento mío inserta en actas de juicio y conciliación una advertencia de legalidad para que no prejuzgara los asuntos a tratar".

Añade al respecto que intentó que retirara estas advertencias y "no lo hizo. El secretario siguió en su actitud, por lo que llevó el asunto al Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha "y me dejaron con la patata caliente".

Por esta razón -ha agregado- decidió "un acuerdo gubernativo con obligación de no hacer y con advertencia de multa que nunca se ejecutó".

Confía en que en su recurso ante el CGPJ tenga más suerte, porque, hasta ahora el CGPJ le ha "denegado toda la práctica de la prueba que pedía, tanto la documental como la testifical. He estado indefenso".

Respecto a las relaciones que habrá a partir de ahora en el juzgado, ha afirmado que "no hay problema porque no tengo contacto con ellos".

Preguntado por la sanción que se ha impuesto al juez Tirado, ha dicho que le desea "la mejor de la suerte porque no es responsable exclusivo de lo que pasó, hay muchas partes". "A un juez no le es posible controlar todo lo que pasa en su juzgado aunque vaya a trabajar, incluso de noche".

  • 1