miércoles, 20 marzo 2019
09:57
, última actualización
Cultura

EL CUARTETO 'IL DIVO' VUELVE A LA CARGA CON "THE PROMISE"

El cuarteto "Il Divo" vuelve a la carga, tras casi un año de descanso, con su quinto álbum, "The Promise", un disco "con muchas sorpresas" y con el que quieren "dar lo máximo", según Carlos Marín, el integrante español de este joven grupo, conocido por interpretar clásicos del pop en clave lírica. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 17:07 h.

El cuarteto "Il Divo" vuelve a la carga, tras casi un año de descanso, con su quinto álbum, "The Promise", un disco "con muchas sorpresas" y con el que quieren "dar lo máximo", según Carlos Marín, el integrante español de este joven grupo, conocido por interpretar clásicos del pop en clave lírica.

"Hemos intentado que las canciones no sean típicamente 'Il Divo', con la fórmula de acabar lo más operísticamente posible, sino sorprender a la gente con temas como 'Hallelujah' (de Leonard Cohen) o el tema de Abba 'The Winner Takes It All', que lo cantamos en español", explicó el barítono madrileño en una entrevista con Efe.

Conocido por su combinación de ópera con melodías románticas y populares cantadas normalmente en español, inglés e italiano, el cuarteto ha vendido más de 22 millones de copias desde su creación en 2004, a raíz de un proceso de selección emprendido por el empresario musical Simon Cowell, quien organizó audiciones por todo el mundo para escoger finalmente a estos cuatro jóvenes.

"The Promise", que saldrá a la venta el próximo 10 de noviembre, incluye clásicos del pop y el rock como los citados "Hallelujah" y "The winner takes it all"; "Amazing Grace", posiblemente el himno religioso más conocido en EEUU, y el tema latino "La Promessa" o "Bridge over troubled water" de Simon & Garfunkel.

El cuarteto formado por el español Carlos Marín, el estadounidense David Miller, el francés Sebastien Izambard y el suizo Urs Bühler interpreta también una versión en castellano de "The power of love", una canción que hasta ahora sus compositores no habían permitido que fuera grabada por otro artista que no fuera "Frankie Goes to Hollywood".

"Cantar en español es un placer, aunque en ocasiones resulta difícil", por lo que el resto del cuarteto cuentan con la ayuda del "profesor Marín", quien corrige y sirve de ejemplo para perfeccionar el acento, "especialmente cuando habla por teléfono en el coche", bromeó su compañero francés, quien aseguró que "a los españoles les encanta hablar".

Además, "cantar canciones pop con técnicas operísticas es -para Izambard- más fácil en español que en otras lenguas por el modo en que suena las consonantes. Es un idioma muy bonito".

A partir del 22 de febrero de 2009, el cuarteto -ahora en Nueva York- comenzará una amplia gira mundial en Reino Unido y luego recorrerá Europa, incluida España -donde tocará el 2 y 3 de abril en Madrid y Barcelona- y también en Estados Unidos, Australia y Asia.

En una segunda parte de la gira, a partir de octubre de 2009, "Il Divo" viajará a Latinoamérica y a otras partes del mundo hasta mediados de 2010.

"Hemos tocado mucho en México y otras partes de América Latina, como Argentina, Venezuela o Chile y siempre es una gran experiencia", explicó Urs Bühler, el integrante suizo del cuarteto, quien reconoció que disfruta especialmente con las compras en la región, especialmente con "antigüedades rarísimas de encontrar" en otros lugares.

"Recuerdo una ocasión en que estaba de compras en Buenos Aires, donde había tiendas con preciosos objetos de cuero y unos maravillosos cuadernos -apuntó Bühler-. La próxima vez que vaya lo haré con una maleta vacía para comprarme todos los que pueda, porque es algo que no se puede encontrar en Europa".

En su opinión, "los latinos tienen mucha pasión y cuando actuamos allí siempre hay una gran atmósfera. No se limitan a sentarse y escuchar la música, sino que animan".

"Es algo fantástico cuando se está en el escenario, porque se recibe mucha energía de la audiencia; permite tener una sonrisa en la cara durante los noventa minutos" que dure el espectáculo, explicó el suizo, quien, como el resto de sus compañeros, destacó la buena relación que les une.

David Miller, el estadounidense, aseguró al respecto que todos ellos mantienen una relación muy estrecha, aunque reconoció que los inicios, hace ya cinco años, "fueron algo más difíciles", ya que había "barreras lingüísticas y diferencias de opinión sobre lo que es la buena música".

"Sin embargo, ahora somos como una familia. Hemos pasado mucho tiempo en la carretera, atravesado tantas experiencias juntos y visto tantos países y culturas diferentes", explicó el tenor, para quien "la clave que nos mantiene unidos reside en el humor. Siempre nos estamos haciendo reír unos a otros".

Izambard añadió que, tras cerca de un año de descanso, "está muy bien volver frescos y estamos todos muy emocionados" con esta nueva etapa de "Il Divo"

  • 1