Local

El Cuco saldrá libre en marzo de 2013 y no cumplirá la pena en prisión

El juez fija que cada 3 días en el piso tutelado le resten uno de condena, un cómputo que el padre de Marta cree “un chollo”

el 30 dic 2011 / 20:21 h.

TAGS:

Tras su condena, El Cuco ingresó en un centro de menores el pasado 28 de octubre.

Francisco Javier Delgado, alias El Cuco, condenado a tres años por encubrir cuando era menor el crimen de Marta del Castillo, saldrá del centro de menores, en el que permanece internado desde el pasado 28 de octubre, a mediados de marzo de 2013 y, pese a que ya ha alcanzado la mayoría de edad, no cumplirá el resto de condena en la cárcel como pedía la familia de la joven asesinada.


El juzgado de menores 3 de Sevilla, en una providencia notificada el jueves, determina que la Ley del Menor no permite que un condenado por un delito que cometió siendo menor inicie la pena directamente en prisión por ser mayor de edad y solo permitiría que en el futuro pasara del centro de menores a la cárcel si se producen alteraciones o disfunciones graves en su conducta. El fiscal no apoyó esta petición de la familia.


En otro auto del mismo día, el juez establece cómo debe computar el año y medio que El Cuco pasó en el piso tutelado entre noviembre de 2009 y junio de 2011 (antes estuvo nueve meses en un centro de menores). La defensa pidió que por cada día allí se le descontara uno de condena pero la acusación particular reclamó que la proporción fuera de un día menos por cada cuatro en el piso y la Fiscalía uno por cada seis. Finalmente, cada tres días contarán como uno, lo que le resta más de seis meses de la condena pendiente, un cómputo que la familia no tiene claro si recurrirá.


El juez desestima la petición de la defensa porque en el piso tutelado, El Cuco disfrutó de un régimen "más benigno" que el del centro de menores. Pero también rechaza que el fiscal y la acusación particular lo asimilen a una medida de libertad vigilada porque "la restricción de derechos" es "manifiestamente superior" ya que "se le ha obligado a abandonar su domicilio, su familia, todo su entorno social y a ingresar en un piso de convivencia con otros menores delincuentes" del que solo podía salir para "convicencias familiares, salidas recreativas o actividades formativas" y siempre bajo vigilancia.


El auto es especialmente crítico con la petición "absolutamente desproporcionada y manifiestamente injusta" del fiscal, que alargaría la condena dos meses y medio más. El juez alega que sus argumentos de que El Cuco no ha reconocido los hechos, no se ha arrepentido y del daño causado a la familia ya se tuvieron en cuenta al decidir la pena que de hecho "es la más grave" que se le podía imponer por encubrimiento siendo menor (fue absuelto de asesinato y violación). Pero añade que no son valorables al fijar la equivalencia del tiempo cumplido de forma preventiva con la condena que le resta. Como tampoco lo son si el piso tutelado cumplió su objetivo de facilitar su reinserción.

 

 En este punto, critica que el Ministerio Público esgrima un informe técnico "sesgado" que se "limita prácticamente al área psicológica del menor" y obvia "los innumerables aspectos positivos" reflejados en otros informes de seguimiento sobre su adaptación e integración al grupo "sin incidencias significativas", el cumplimiento de las normas del centro, la participación en las actividades "de buen grado", su "actitud de respeto" con los otros jóvenes del piso y los educadores. "Se ha mostrado colaborador y respetuoso en las entrevistas, es un chico con buenos hábitos de limpieza, mantenimiento de su habitación y de la residencia" y su comportamiento en el comedor, las salidas y tutorías ha sido "correcto" y "muy positivo". Un retrato que contrasta con el del padre de Marta, Antonio del Castillo que, disgustado con la decisión judicial, recordó que durante su declaración como testigo en el juicio contra los cuatro adultos imputados por el crimen -Miguel Carcaño, Samuel Benítez, Javier Delgado y María García, pendientes de sentencia- "el juez tuvo que llamarle la atención. ¿Para qué ha servido el piso tutelado?". A su juicio, la Ley del Menor "hace aguas" y es "un chollo" para los menores que delincan "caer" en el juzgado de menores 3.


El juez también determina que la orden de alejamiento que impedía al Cuco acercarse a 50 kilómetros de la familia de Marta compute para la pena, a razón de seis días por uno (lo que le resta otros tres meses de condena) porque obligó a que el piso estuviera fuera de Sevilla y a que en las salidas no pudiera acercarse a su casa ni a su ciudad. De hecho, la Fiscalía denunció que el Cuco violó este alejamiento el 14 de noviembre de 2010 cuando, según sus padres, iban a un cumpleaños en Las Cabezas y se equivocaron de carretera. El fiscal pide 18 meses. El juez le reprende por dar por hecho algo que aún no ha sido juzgado y usarlo como argumento.

  • 1