Local

El Cuco seguirá en el piso fuera de Sevilla

el 12 abr 2011 / 12:52 h.

TAGS:

El Cuco, el menor implicado en el crimen de Marta del Castillo, continuará en un piso tutelado y alejado de Sevilla. Así, lo ha decidido el juez de Menores Alejandro Vián, quien ha desestimado la solicitud del abogado del chico que reclamó su puesta en libertad provisional hasta que la sentencia sea firme. El auto puede ser recurrido ante la Audiencia Provincial.

Según el magistrado, la medida que mantiene al menor en régimen de semilibertad desde noviembre de 2009 "es completamente legal", sorprendiéndose que su letrado, Fernando de Pablo, alegue situación de irregularidad "cuando se ha venido consintiendo la misma no sólo por la defensa, sino por todas las partes". El juez recuerda que la actual Ley del Menor establece un periodo máximo de internamiento preventivo de nueve meses y que una vez cumplidos se puede "adoptar una medida cautelar en estos casos tan específicos y pocos usuales en la práctica diaria".

En cuanto a la duración de la medida, el auto recoge que la Ley no hace mención a un plazo determinado sobre la medida cautelar, "por lo que debe entenderse que pueden permanecer vigentes hasta que recaiga sentencia firme". Es más, recuerda que ya se ha dictado sentencia en primera instancia y que ésta ya ha sido recurrida por el Ministerio Fiscal (falta el recurso de la familia de Marta), que vuelve a reclamar seis años de internamiento "por delitos de especial gravedad" como son el asesinato y la doble violación. Además, recuerda que el tiempo que pase en el piso le será computado.

Por último, el magistrado añade que el menor debe estar en un piso tutelado porque la Ley del Menor no contempla como medida cautelar la comparecencia en el juzgado cada cierto tiempo, como sí ocurre con los adultos. De ahí que afirme que aunque el menor tenga una situación de privación de libertad mayor que ellos, "no es una desigualdad".

La familia de Marta no se opuso a la salida del menor, sólo la Fiscalía. "No me parece correcto, tendría que estar en libertad hasta que haya sentencia firme, y en ese momento cumplir íntegramente la pena en un centro cerrado", señaló ayer el padre de la chica, Antonio del Castillo, a Europa Press. "Es una vergüenza", aseguró.


  • 1