El cuñado de Juan José Cortés reconoce ante el juez que él fue el autor de los disparos

Ha admitido haber disparado contra la casa de A.F. la madrugada del 21 de septiembre de 2011 en la barriada de El Torrejón de Huelva.

el 03 mar 2014 / 11:57 h.

JUAN-JOSE-CORTESUn cuñado de Juan José Cortés, V.J.M., ha reconocido ante el juez que fue el autor de los disparos contra la casa de A.F. la madrugada del 21 de septiembre de 2011 en la barriada de El Torrejón de Huelva, unos hechos por los que se acusa también a Cortés, su padre y dos hermanos. En su declaración ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva, después de que el propio Juan José Cortés haya testificado y negado su participación en los hechos, V.J.M. ha explicado que fue él el que disparó después de que se enterará que A.F., tío de Cortés, se había "cagado en los muertos" de su cuñado. "Yo he vivido con mi cuñado y toda mi familia lo sucedido con la niña" y las palabras de A.F. son "lo más fuerte que puede haber para un gitano", ha dicho en referencia al asesinato en 2008 de la niña Mari Luz, hija de Juan José Cortés. V.J.M. ha asegurado que lo hizo "sin intención de hacer daño o matar", "sin ninguna maldad" y que fueron unos disparos "fruto de un impulso por el hecho de esa palabra" no fueron "contra personas". Ha indicado que utilizó una escopeta que se había encontrado con anterioridad y que disparó tres cartuchos después de comprobar que "las persianas estaban bajadas y no había luz", por lo que pensó que no había nadie en la casa. Efectuó los disparos a unos 40 o 50 metros de la vivienda, con una posición sesgada y después salió "corriendo" y "llorando" por lo que había hecho. También ha manifestado que estaba sólo, que no había hablado con ninguno de los otros acusados, y que no les contó nada hasta el día siguiente. Juan José Cortés, por su parte, ha incidido en su inocencia, en que no estaba en el lugar cuando ocurrieron los hechos, sino en Sevilla, y ha asegurado que ni ha tenido ni tiene armas y en que no es una persona violenta. Con respecto al desencadenante de los hechos, la discusión telefónica entre él y su tío, le ha restado importancia y ha asegurado que la entendió como "una discusión de tantas que suceden en el seno de las familias". En relación a lo sucedido el día después, Cortés ha indicado que "en ningún momento la Policía le informó oficialmente de que estaba detenido", y que los metieron a él y a su padre, sus hermanos y cuñado en una misma sala.

  • 1