El cuñado de Lanzas sale en libertad tras pagar la fianza de 50.000 euros

El dinero procede de la indemnización por despido que le ha correspondido recientemente a su exmujer.

el 26 mar 2013 / 21:48 h.

Ismael Sierra, cuñado del 'conseguidor' de los ERE y exsindicalista de UGT Juan Lanzas, ha abandonado este martes la cárcel de Sevilla-I donde se encontraba interno desde el pasado sábado tras abonar la fianza de 50.000 euros que le impuso la juez de Sevilla que investiga los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tramitados por la Junta de Andalucía. Fuentes del caso han informado a Europa Press de que Ismael Sierra ha salido de prisión en la tarde de este martes tras abonar la fianza de 50.000 euros que le impuso la magistrada de Instrucción número 6 de Sevilla, 50.000 euros que proceden de la indemnización que le ha correspondido recientemente a su exmujer --de la que se encuentra separado judicialmente-- por su despido de Telefónica. El cuñado de Juan Lanzas fue detenido el pasado miércoles, junto a otras 21 personas, dentro de la operación 'Heracles' desarrollada por la Guardia Civil de forma simultánea en siete provincias españolas por el supuesto cobro de 'sobrecomisiones' por parte de las mediadoras que gestionaron las pólizas de prejubilación relacionadas con los expedientes de regulación de empleo (ERE). De los 22 detenidos, sólo ocho pasaron a disposición de la juez, quien decretó el ingreso en prisión de cuatro de ellos, como son, además de Ismael Sierra, los exdirectivos de Vitalia Eduardo Pascual y María Vaqué y Eduardo Leal, uno de los presuntos testaferros de las "empresas pantalla" empleadas para introducir en el circuito financiero el dinero procedente de las sobrecomisiones aplicadas a pólizas de prejubilaciones vinculadas con ERE financiados por la Junta, quien también podrá abandonar la prisión si paga una fianza de 50.000 euros. De su lado, quedaron en libertad con cargos María José Marcos, la esposa del exdirector general de Vitalia Antonio Albarracín; José González Torrent, hijo del que fuera administrador de Uniter José González Mata, también imputado en la causa; Roser Masa, administradora de Fortia, y Gregorio M.P., amigo del que fuera director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía Francisco Javier Guerrero. En relación a esta operación de la Guardia Civil, la magistrada citó también a declarar a nueve personas ya imputadas en la causa, de las que ingresaron en prisión tres de ellas, en concreto el propio Guerrero --cuyo abogado ha pedido su libertad antes de renunciar a su defensa--, Juan Lanzas y el exdirectivo de Vitalia Antonio Albarracín, quien también ha pedido la libertad. La juez dejó en libertad con cargos a Juan Francisco Trujillo, exchófer de Guerrero, a Patrocinio Sierra, esposa de Lanzas, y al extrabajador de Vitalia Jesús Bordallo, mientras que la próxima semana tiene previsto tomar declaración al abogado Carlos Leal, de Estudios Jurídicos Villasís, y al administrador de Uniter, José González Mata.

  • 1