El cuponero del año es de Isla Mayor

La ONCE le otorga un reconocimiento como el mejor cuponero de la provincia.

el 06 ene 2011 / 18:31 h.

Vidal Alcántara trabaja en Isla Mayor.

Convencer a la gente para que compre un cupón en mitad de la crisis es el reto al que debe enfrentarse Vidal Alcántara cada día. Este vendedor de la ONCE tiene 42 años y reside en Isla Mayor, población en la que también trabaja. Pese a que todavía no puede presumir de haber dado grandes premios, goza del cariño de sus vecinos. Eso sí, reconoce que le gustaría dar "un premio mayor por los buenos clientes" que tiene. Este esfuerzo acaba de ser premiado con el nombramiento de vendedor del año en Sevilla.

En los tres años que lleva en la ONCE no tiene un puesto fijo, ya que es un vendedor ambulante. Pero no le importa. Según revela, este reconocimiento despertó la "envidia" entre los compañeros: "Pero yo ni quito ni pongo". El secreto de su éxito, según confiesa, se encuentra en "estar en la calle, acudir a todas las charlas y no faltar nunca a un pago".

En la misma línea, comenta: "Es un trabajo difícil de llevar, por el trato de la gente". Y es que en este tiempo se ha encontrado de todo: quejas de la gente, personas que no pagan o clientes que rechazan el cupón a última hora, después de haberlo impreso en el TPV (terminal punto de venta) con el que el comprador puede elegir el número que juega.

Pese a todo, este vendedor asegura que le gusta relacionarse con la gente. De hecho, se puede decir que es un auténtico comercial de la organización: "Normalmente, vendo más de 200 cupones, aunque los viernes alcanzo los 500".

Su personalidad abierta y el interés por hablar con la gente es lo que le define. Su mujer, Ana María Jaramillo, también es un gran apoyo para él, ya que a veces ella le ayuda, cuando no le da tiempo a recoger los cupones que deja en los bares. Con "orgullo y alegría", será su mujer la que le acompañe a Madrid, donde la ONCE hará este reconocimiento público, a través de un homenaje, el día 14. El acontecimiento, además, estará regido por el presidente de la ONCE, Miguel Carballeda.

Él sufre una elevada deficiencia visual, desde pequeño, y sólo ve con un ojo, en el que padece un 85% de limitación. Sin embargo, nada le para y augura, incluso, que el futuro de la ONCE pasará por el sistema electrónico de ventas.

Este reconocimiento tiene también una razón objetiva, ya que fue seleccionado por una comisión, integrada por gestores comerciales, directores de agencias de la ONCE en la provincia, jefes de departamento y el subdelegado territorial en Andalucía. Este grupo tuvo en cuenta para su elección parámetros cuantitativos, como la media de venta o el porcentaje de las conseguidas a través del TPV. Pero también cualitativos, como su actitud en el puesto de trabajo, su grado de implicación en la vida institucional de la ONCE y su compromiso con la labor social, además de su simpatía y empatía con el público y la imagen que proyecta de la organización.

Sus más cercanas competidoras al puesto fueron María Teresa Barrera, en Sevilla Este, y Flora Flores, en el entorno del hospital de Valme. Estas vendedoras fueron elegidas como las mejores de la capital hispalense, mientras que el vecino de Isla Mayor lo es de toda la provincia.

  • 1