sábado, 16 marzo 2019
00:15
, última actualización
Local

El curso arranca el 7 de septiembre con el rechazo frontal del profesorado

El inicio del próximo curso será el 7 de septiembre, aunque el profesorado decida manifestarse en contra para evitar que eso ocurra. Educación dio de plazo hasta ayer a los sindicatos para aceptar, como solución de consenso, el 10 de septiembre, pero al no obtener respuesta, la consejería ha zanjado el asunto.

el 15 sep 2009 / 22:13 h.

TAGS:

El inicio del próximo curso será el 7 de septiembre, aunque el profesorado decida manifestarse en contra para evitar que eso ocurra. Educación dio de plazo hasta ayer a los sindicatos para aceptar, como solución de consenso, el 10 de septiembre, pero al no obtener respuesta, la consejería ha zanjado el asunto volviendo al plan original.

La Consejería de Educación barruntaba que ni el 7 ni el 10 de septiembre iban a convencer al profesorado. Habían entrado en una dinámica de incomprensión mutua que dificultaba la negociación sobre el adelanto del curso escolar. Además el clima se agravó cuando la Junta dio a conocer el nuevo sistema de oposiciones que retiraba los privilegios a los interinos y primaba la nota del examen sobre la experiencia en el aula. Esto hizo que los sindicatos empezaran a amenazar ya con movilizar a miles de profesores, cuando aún estaban abiertas dos líneas de negociación. Educación decidió ayer dar por terminada la polémica e impuso su criterio: "El inicio de curso para educación Infantil, Primaria y educación Especial será el 7 de septiembre".

La decisión desubicó a los cinco sindicatos mayoritarios de la enseñanza -CCOO, UGT, ANPE, CSI-CSIF y SADI- que, horas antes, habían llamado a la consejería para pedirle un receso hasta el lunes, con idea de preparar una respuesta conjunta acerca de la segunda fecha que les habían ofrecido: el 10 de septiembre. La Junta aceptó ceder tres días, y entendía que ésta era una "una mano tendida" al profesor, que se había quejado de falta de tiempo para preparar el arranque de las clases. Pero los sindicatos lo interpretaron a la inversa: "No vamos a entrar en el mercadeo de días", decía ayer José Blanco, secretario regional de CCOO. Todos creen que regatear días de trabajo con la Junta está dando una mala imagen del profesorado de cara a las familias.

Ahora se ha vuelto al primer escenario, sin que la consejería contemple la posibilidad de retomar la negociación sobre este tema. Los cinco sindicatos, que ya se habían manifestado contra el adelanto de las clases al 7 de septiembre, se reunirán el lunes para decidir si abren un calendario de protestas. El adelanto del curso en Cataluña ya ha incitado a la huelga a los profesores catalanes.

La unidad sindical en el sector de la enseñanza no ha surgido del consenso entre las propuestas de las distintas organizaciones, sino de la reacción conjunta de rechazo que han provocado las últimas decisiones de la Consejería de Educación. Los sindicatos no lograron ponerse de acuerdo ni con el texto de la Ley de Educación Andaluza ni con los incentivos de productividad de 7.000 euros, pero estos días han mostrado una unidad pétrea frente al departamento de Teresa Jiménez.

La Junta también pretende cerrar el modelo de oposición que se ha venido utilizando en los últimos 20 años, el cual primaba el tiempo trabajado, beneficiando a los interinos sin plaza, por encima de la nota del examen. Educación cree que en 2011 quedarán tan pocos interinos con tiempo de servicio, que será el momento de reestablecer un sistema más igualitario para todos. Este documento es sólo un borrador que la consejería empezará a negociar con los sindicatos el próximo día 12, pero el contenido ya ha enturbiado a priori las aguas de la negociación. Los sindicatos creen que la experiencia del profesor, ya sean dos días o dos años, equivale a calidad, y por ello debe seguir primando en el reparto de plazas. Este tema y el adelanto del curso podrían converger en una protesta masiva por parte del profesorado.

  • 1