lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización
Local

El debate sobre el sistema de elección del rector se aplaza por discrepancias en las fechas

La Universidad de Sevilla será la única de España en la que su dirigente será elegido por el claustro y no por toda la comunidad universitaria.

el 23 jun 2014 / 23:39 h.

TAGS:

El rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano. / J.M. Espino El rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano. / J.M. Espino

La Universidad de Sevilla seguirá siendo la única de España en la que su rector es elegido por el Claustro en vez de por todos los miembros de la comunidad universitaria. El debate sobre el cambio de modelo, una iniciativa que 124 claustrales hicieron hace más de dos años, no se abordará por el momento. La mesa del claustro, reunida ayer, no consiguió ponerse de acuerdo en la fecha para convocar el claustro extraordinario después de que la comisión de proyectos normativos decidiera que el asunto se elevara a la citada mesa para que convocará al parlamento universitario ante un tema de tanta «trascendencia».

Al margen del embrollo legal, lo cierto es que el modelo de elección de rector sigue siendo un debate abierto que fractura a la comunidad universitaria. Y tras el parón inesperado, según reconocieron todas las partes implicadas consultadas por este periódico, lo cierto es que la salida se antoja complicada.

La mesa del claustro no consiguió un acuerdo por la confluencia de varios intereses. Estos existían antes de la reunión y de la decisión de la comisión de proyectos normativos del jueves, en la que sus miembros acordaron por unanimidad abordar el debate en el claustro cuanto antes. La intención del Rectorado era finiquitar este debate antes de cerrar el curso; la de los estudiantes era aplazarlo hasta cubrir una treintena de puestos vacantes (por falta de candidatos) en el claustro; y la de Adius, la asociación de profesores que promulgó la iniciativa, fue sumarse a los estudiantes y pedir un aplazamiento hasta el otoño. Lo que pidieron los sectores B y C (a los que pertenecen Adius y alumnos) es que las plazas vacantes de los estudiantes se cubran. Lo llamativo sería que esas plazas, en caso de ocuparse, servirían sólo para debatir en el claustro el modelo de elección del rector ya que en febrero habría que renovar toda la representación de los estudiantes.

¿Cuál es ahora la situación? Pues, la comisión de proyectos normativos será la que fije la hoja de ruta. Ésta, el jueves, votó por nueve votos frente a cuatro contra cambiar al sufragio universal ponderado. Lo lógico será que la comisión trabaje en una segunda vía: una mejora del actual sistema de elección por el claustro (acompasar las elecciones a los mandatos del claustro). Esto se llevará al parlamento académico donde tendrá que votarse si o si la iniciativa de los 124 claustrales. En ese punto, podría salir dicha iniciativa y que el trabajo de la comisión de proyectos normativos vuelva al inicio. En otras palabras, no parece probable una elección por sufragio universal ponderado para las elecciones a rector, previstas para 2016.

  • 1