lunes, 17 diciembre 2018
22:31
, última actualización
Local

El debate sobre la elección del rector a un paso de ser posible... dos años después

La Universidad de Sevilla, aunque lo tuvo, es la única institución académica superior del país que elige a su máximo responsable por el parlamento universitario.

el 12 ene 2015 / 17:14 h.

TAGS:

El rector de la Hispalense en el acto inaugural del nuevo curso. / Carlos Hernández El rector de la Hispalense en el acto inaugural del nuevo curso. / Carlos Hernández Han hecho falta más de dos años para que finalmente parezca, ahora sí, factible la posibilidad de que el Claustro de la Universidad de Sevilla debata, y lo que es más determinante, vote la opción de elegir al rector por sufragio universal. La Universidad de Sevilla, aunque lo tuvo, es la única institución académica superior del país que elige a su máximo responsable por el parlamento universitario, que es el Claustro. Sobre este asunto, el galimatías de fechas, leyes y normas hace que se pierda la perspectiva y relevancia del asunto. La comisión de proyectos normativos envió hace meses al Claustro una propuesta sobre el sistema de elección al rector que consiste en mejorar el actual sistema. No salió por mayoría absoluta de la comisión la propuesta de los 124 claustrales que reclamaban el sufragio universal. ¿Y cómo entiende la comisión que se mejora el actual sistema de elección por el Claustro? En primer lugar, "acompasando los mandatos del rector y el citado Claustro". Es decir, que los claustrales que eligen al rector sean los que después evalúan su gestión. Actualmente, este extremo no está garantizado. En segundo lugar, con una modificación de la composición del Claustro. La propuesta pasa por darle más fuerza al sector A (el de los profesores doctores con vinculación permanente), reducir el sector B (el del resto del profesorado), incrementar la representación del PAS (personal de administración y servicios) y dejar en 90 el número de miembros del sector C, el de los estudiantes (los tres que pierden se explica por la nueva consideración de los alumnos de doctorado). El periodo de alegaciones a esta propuesta se cerró el lunes 12 de enero. Finalmente, las enmiendas, con sus correspondientes firmas, hacen posible que el sistema de elección del rector sea debatido y votado en el Claustro. Una de ellas, redactada por ADIUS (Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad de Sevilla) y firmada por medio centenar de personas, plantea que la elección del rector sea por sufragio universal. Al superar el número de firmas necesario para que no tenga que ser sometida a votación en la Comisión de Proyectos Normativos, la enmienda pasará automáticamente al parlamento universitario. La composición de la comisión de proyectos normativos es la que sigue: seis miembros del sector A, tres del B, tres del C y dos del D. El rector es quien preside la comisión. En total, 15 miembros. Fuentes académicas recalcan a esta redacción que el debate sobre la elección del rector "hay que abordarlo" de un vez por todas y hacerlo con todas las garantías para cerrarlo "bien". Si la enmienda de Vázquez Medel sale a debate y votación, lo que dan por seguro todas las fuentes consultadas, el siguiente paso es fijar la convocatoria del Claustro. Aquí el rector es quien tiene que decidir si lo celebra antes de que estén renovadas las casi 30 plazas vacantes en el sector de los estudiantes (en estos momentos en curso) o espera a que el Claustro cuente con todos sus miembros.

  • 1