Local

El Defensor del Menor pide mano dura por la paliza a una inmigrante

La brutal paliza a una menor ecuatoriana en el municipio madrileño de Colmenarejo, que fue grabada en vídeo y difundida por móvil e internet, ha vuelto a levantar todas las alarma por la violencia juvenil. La Guardia Civil investiga el suceso y el Defensor del Pueblo de Madrid, Arturo Canalda, pide mano dura contra las agresoras.

el 15 sep 2009 / 09:04 h.

TAGS:

La brutal paliza a una menor ecuatoriana en el municipio madrileño de Colmenarejo, que fue grabada en vídeo y difundida por móvil e internet, ha vuelto a levantar todas las alarma por la violencia juvenil. La Guardia Civil investiga el suceso y el Defensor del Pueblo de Madrid, Arturo Canalda, pide mano dura contra las agresoras.

Canalda ya ha abierto un expediente para analizar las causas que han podido provocar la paliza y ha ofrecido todo su apoyo a la víctima, golpeada mientras algunas amigas de su agresora jaleaban la acción. Además exigió "medidas contundentes" contra las agresoras, "que sirvan de ejemplo para evitar que casos así vuelvan a repetirse".

Canalda aseguró que la gravedad de este hecho no radica "sólo en lo de la brutal paliza que le dan a la chica, sino que, además, la graban en móvil y la difunden".

Por su parte, el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, trasladó ayer al Fiscal General del Estado una petición de oficio solicitando información sobre las actuaciones encaminadas a esclarecer la agresión en Madrid a la menor.

Según informó la Oficina del Defensor, Múgica "teniendo en cuenta la gravedad del hecho, ha valorado la necesidad de dar traslado del mismo, con carácter de oficio, a la Fiscalía General del Estado" para ser informado de las incidencias en la tramitación del expediente que la Fiscalía de Menores incoe, así como de su resultado.

Al margen de las investigaciones abiertas tanto por la Guardia Civil como por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el incidente ha causado estupor en Colmenarejo. Su alcaldesa, María Isabel Peces-Barba, descartó que el móvil de la agresión a la menor ecuatoriana sea de índole xenófobo.

Peces-Barba condenó la paliza y dijo que todo indica que se trata de una pelea entre menores -una versión que comparte la Guardia Civil-, todas ellas con edades comprendidas entre 14 y 16 años, y que la víctima "pudo ser" esta menor de nacionalidad ecuatoriana "como podría haber sido otra".

Críticas . Sin embargo, la asociación Hispano Ecuatoriana Rumiñahui no comparte esta versión y achacó el incidente a un nuevo brote xenófobo contra los ecuatorianos por las acusaciones vertidas desde diferentes ámbitos que responsabilizan a los inmigrantes de la inseguridad ciudadana y de la crisis económica que atraviesa España.

Además, el embajador de Ecuador en España, Nicolás Issa Obando, exigió ayer a las autoridades españolas una investigación "rigurosa" para establecer las responsabilidades por la agresión y se trasladó a Colmenarejo para apoyar a la chica y a su familia.

En el vídeo de la agresión, que fue difundido a través de mensajes de móvil y colgado en internet, se ve como una joven golpea repetida y fuertemente a otra en la cabeza y el resto del cuerpo, hasta que la víctima queda tendida en el suelo sin moverse.

El vídeo, de poco más de un minuto, es grabado por unas amigas de la agresora, que se ríen y animan a la agresora gritándole "dale, dale" y "písale la cabeza", hasta que la víctima yace inmóvil en el suelo y es cuando a petición de las amigas la agresora deja de golpear.

  • 1