Local

La Defensora del Pueblo deja de investigar los sobrecostes de las Setas

El expediente se suspende por la existencia de frentes judiciales abiertos. El PP sigue en su idea de reclamar daños y perjuicios al arquitecto de la obra

el 02 jul 2013 / 13:20 h.

TAGS:

290311_fot_setas01.jpgEl sobrecoste de las Setas de la Encarnación se estaba viendo con lupa por parte de la Oficina del Defensor del Pueblo, que dirige la exalcaldesa de Sevilla Soledad Becerril. Pero el expediente abierto y dado a conocer en el informe de 2012 se ha frenado en seco por la intervención de la Justicia. Desde el Defensor del Pueblo Español trabajan bajo una premisa: si hay procesos judiciales de por medio dan el paso atrás y dejan que sea un juez el que dirima responsabilidades. Es lo que ocurre con Metropol Parasol. El Ayuntamiento de Sevilla notificó la existencia de varios frentes judiciales abiertos. La nota emitida por la Oficina del Defensor del Pueblo cita dos. El primero, el reciente fallo del Tribunal Supremo, con el que se ratificaba la anulación de 12 artículos del PGOU sobre cuatro sectores del Casco Antiguo y que podría ser utilizado, según la Asociación en Defensa del Patrimonio Histórico Andaluz (Adepa), para pedir el derribo de las Setas si no se rehacía el plan vigente. El segundo está vinculado a la demanda del contratista (Sacyr), que solicitó la resolución del contrato de explotación por valor de 35 millones de euros, cuestión que se denegó a finales de 2012 por al Gerencia de Urbanismo. Fuentes municipales añadieron un tercer frente: el que el Consistorio está pendiente de abrir para reclamarle una indemnización de 4,2 millones de euros al arquitecto de Metropol Parasol, Jürgen Mayer, por “errores del diseño” que, según dijeron en su día, causaron su sobrecoste. Con esas líneas abiertas, la oficina del Defensor del Pueblo Español decidió ayer suspender la investigación de oficio que mantenía y que se inició con una solicitud de información alConsistorio sobre el coste final de ejecución de la obra. La respuesta del Gobierno municipal no difiere de la política emprendida desde 2011: se señaló el coste final de la obra fue de 102,3 millones, frente a los 51,2 millones presupuestados inicialmente. De esta manera, precisó que el coste se incrementó en un 50,17% –hasta los 29,9 millones– por diversas modificaciones en la estructura de madera, la realización de pavimentos de la urbanización y la construcción de puestos del mercado, entre otras cuestiones. Además, cita en su respuesta el sobrecoste de 8,4 millones que supuso la creación de un museo para la puesta en valor de los restos arqueológicos encontrados en los terrenos del antiguo mercado.

  • 1