Local

El Defensor reclama a la Junta que subvencione las guarderías privadas

El Defensor del Pueblo, José Chamizo, ha solicitado a la Junta que articule un mecanismo de subvenciones para las familias con escasos recursos para que puedan hacer frente al pago de las guarderías de sus hijos ante el déficit de plazas públicas.

el 16 sep 2009 / 08:17 h.

TAGS:

El Defensor del Pueblo, José Chamizo, ha solicitado a la Junta que articule un mecanismo de subvenciones para las familias con escasos recursos para que puedan hacer frente al pago de las guarderías de sus hijos ante el déficit de plazas públicas.

La consejera de Educación, Mar Moreno, admitió esta semana que 17.000 niños se han quedado sin plaza de guardería este año en Andalucía. La oferta de plazas públicas crece cada curso -el compromiso es llegar a 2012 con 100.000- pero aún en la enseñanza infantil de 0 a 3 años -no obligatoria- hay muchos padres que se ven obligados a buscar sitio en una guardería privada.

Ante esta realidad el Defensor, mientras se planifican los recursos públicos y se invierte en conseguir un equilibro en la oferta y la demanda, solicita que se plantee "reforzar la política de ayudas económicas, básicamente a través de subvenciones, que permitiera a muchas familias que no han podido obtener plaza en la oferta pública afrontar los gastos por los servicios prestados en un centro privado".

De este modo, apuntó que este servicio educativo puede realizarse a través de guarderías privadas mediante convenios o conciertos, siempre y cuando la externalización del servicio público "no comporte un detrimento de la calidad de la atención que se presta a los niños", para lo que recomienda un "incremento de los mecanismos de control y supervisión de la administración".

Según recoge el Defensor en su último Informe Anual, son "muchos los ciudadanos que se dirigen a la institución criticando la falta de una oferta pública de plazas en guarderías donde poder dejar a sus hijos mientras desempeñan su trabajo, sin que dispongan de otros recursos para el cuidado de los menores como puede ser la ayuda de otros familiares".

Se trata, además, de familias que "no disponen de recursos económicos suficientes para contratar a una persona cuidadora o para abonar los gastos que conllevan matricular a sus hijos en guarderías privadas". Ante esta tesitura, "muchas madres se lamentan que la única opción que les queda es abandonar sus trabajos y ser ellas mismas las que se ocupen de la atención de sus hijos", apunta.

Asimismo, el Defensor destaca que en Andalucía la cifra de escolarización "dista bastante" del compromiso adquirido por España y el resto de los países miembros de la UE en la cumbre de Barcelona de 2002, en la que el Consejo Europeo conminó a los estados a alcanzar en 2010 una cobertura del 33% de escolarización para los menores de 3 años.

Aunque advierte de que la institución "no dispone de datos exactos", si se toma en consideración que la población de 0 a 3 años en Andalucía -según los últimos datos aportados por el Observatorio para la Infancia en Andalucía- asciende a 361.412 menores, y que las plazas en centros de atención socio-educativa concedidas son 70.451, "se llega a la conclusión de que sólo el 19% de esta población tiene plaza".

El Defensor reseña que además cada vez hay más demanda debido "a las expectativas que han ido generando en la ciudadanía los sucesivos planes de ayudas a las familias andaluzas". Con indicadores como la tasa de natalidad o de incorporación de la mujer al mundo laboral, no es arriesgado aventurar que "la demanda de plazas seguirá aumentando".

  • 1