Local

El Defensor se ofrece a mediar en el conflicto de los MIR con el SAS

Los residentes mantienen la huelga indefinida y ayer recibieron el apoyo de facultativos adjuntos.

el 26 nov 2012 / 13:23 h.

TAGS:

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ofreció este lunes su mediación en el conflicto entre los médicos residentes y el SAS. Los MIR llevan más de una semana en huelga indefinida por la forma de aplicarles la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas semanales -quitándoles horas de guardia, convertidas en ordinarias con la consiguiente merma económica- y el SAS exige que desconvoquen el paro para abrir una negociación formal. Ayer, además de reunirse con el Defensor, también lo hicieron con el PP e IU y continuaron haciendo visible sus reivindicaciones en la calle, con concentraciones ante el Virgen del Rocío en las que, esta vez, contaron con el apoyo de los facultativos contratados, muchos adjuntos de estos especialistas en formación. La consejería mostró su disposición al diálogo pero insistió en que "se les ha solicitado reiteradamente que desconvoquen esta protesta, puesto que fundamentalmente perjudica a su formación".

El portavoz de la Coordinadora Andaluza de Representantes de Especialistas Internos Residentes (Careir), Manuel Zurbarán, aplaudió el "ofrecimiento" de Chamizo. En el caso de la reunión con el portavoz de Sanidad del PP en el Senado, Jesús Aguirre, y la portavoz de Sanidad en el Parlamento andaluz, Ana María Corredera, el compromiso fue llevar una pregunta oral sobre la situación de los MIR al pleno parlamentario del jueves y analizar cómo se ha aplicado la ampliación de la jornada, impuesta por el Gobierno central a todos los empleados públicos, en otras comunidades. Zurbarán recordó que con los adjuntos se negoció y en otras comunidades se cuenta a los MIR las horas de formación fuera del hospital o el centro de salud.

Corredera exigió a la consejera de Salud, María Jesús Montero, "diálogo" y que "deje de presionar" a este colectivo "para que no ejerzan" su derecho a la huelga (los MIR han denunciado coacciones por parte de los jefes de servicio amenazando a los huelguistas con reducirles el número de guardias o impedirles participar en operaciones).

Para Corredera, la huelga de los MIR -que según la Coordinadora ayer tuvo un 75% de seguimiento en Sevilla- pone de manifiesto la "incapacidad" de Montero para "solucionar un problema que viene de lejos". "Tiene el sistema sanitario en urgencias y una cartera de problemas que crece día a día", aseveró, tras lamentar que al personal sanitario en general se le haya reducido "de forma importante" los sueldos y complementos, que se esté reduciendo la jornada laboral y sueldo a eventuales y se renueve mes a mes el contrato a trabajadores que llevan más de doce años en el SAS o no se renuevan". Muchos de estos recortes vienen impuestos por el Gobierno central, que ha limitado por ley las contrataciones en el sector público y exigido rebajas salariales a estos empleados. Por ello, la Junta respondió volviendo a insistir en que la ampliación de la jornada viene impuesta por el Gobierno popular y criticando que "es paradójico que los señores del PP hablen de derechos de los trabajadores cuando en las comunidades autónomas donde gobiernan, el incremento de la jornada laboral al que ha obligado los Presupuestos Generales del Estado se ha traducido en el despido masivo de trabajadores y en la privatización de servicios como está ocurriendo en Valencia o en Madrid".

El PP también denunció que la deuda del SAS ha crecido hasta 1.230 millones en lo que va de año, la mayoría con empresas farmacéuticas y de material tecnológico, y sacó pecho de que el Gobierno lleva "un año sacando las castañas del fuego" a la Junta en materia de sanidad ya que el plan de pago a proveedores le ha permitido saldar "facturas impagadas". La Consejería de Salud acusó al PP de "demagogia" y de "intentar engañar" con datos falsos y ocultando las medidas de ahorro farmacéutico y eficiencias emprendidas por el SAS.

El PP no ha sido el único grupo con el que se reunieron ayer los MIR. Por la tarde les recibió la parlamentaria de IU Marina Segura, a la que también expusieron sus reclamaciones y que les instó a una futura reunión con José Antonio Castro y el responsable de Sanidad en la coalición, Manuel Baena.

Mientras los portavoces de la Coordinadora se reunían con los políticos, cientos de residentes mantenían sus movilizaciones en la calle. Ayer se concentraron ante el Hospital Virgen del Rocío donde el endocrino Federico Relimpio leyó un texto de apoyo a un colectivo sanitario que "por fin se ha organizado para frenar la unilateralidad como modo de gobierno que desde la gerencia del SAS se vienen imponiendo los últimos meses" y lamentar que "la generación mejor formada" sea "condenada al exilio o a la precariedad laboral" ante un panorama de "contratos a tiempo parcial que son renovados mensualmente".

  • 1