Local

El déficit de lectura impide a una cuarta parte de la ESO progresar

El PISA 2009 desvela que el 26% no podrá afrontar retos laborales ni formativos

el 07 dic 2010 / 20:12 h.

TAGS:

Los consejeros de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, y la titular de la Presidencia, Mar Moreno.

Uno de los datos más inquietantes del informe PISA 2009, que se presentó ayer a escala internacional, es que el 26% de los alumnos andaluces de 15 años tiene un nivel de comprensión lectora ínfimo. En la escala del 1 al 6 que establece el estudio, una cuarta parte de los estudiantes de ESO que fueron evaluados se sitúa en el nivel 1.
Para los autores del informe, esos alumnos, a un año de terminar la ESO, "tienen riesgo de no poder afrontar con suficiente garantía de éxito sus retos formativos, laborales y ciudadanos posteriores a la educación obligatoria". Ni están formados para trabajar ni para seguir formándose en estudios superiores.

Este año, a propuesta de los países de Latinoamérica, el nivel 1 se ha dividido en dos subniveles (1a y 1b), para intentar determinar qué caracteriza a los alumnos de más bajo rendimiento. "El nivel inferior al 1b es aquel en el que se encuentran aquellos cuyo rendimiento es tan bajo que PISA no es capaz de describir". En Andalucía hay un 9% de adolescentes en ese escalón "inclasificable" para la OCDE. Cuando el estudiante es incapaz de entender un texto breve de sintaxis sencilla, incapaz de descifrar una narración aunque venga apoyada con imágenes o de extraer ideas del texto y explicarlas, entonces todo el soporte académico del alumno se desmorona.


El informe PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos) es un estudio a escala mundial que compara el rendimiento educativo de alumnos de 15 años en 67 países, 33 de la OCDE, órgano responsable del informe. Andalucía participó por primera vez en la edición anterior, de 2006, con unos resultados semejantes a los de ahora. Entonces se describieron como "mediocres" y ahora "modestos".


El nivel medio andaluz en lectura es de 461 puntos, por debajo de la media española (481) y de la OCDE (492). Andalucía ha mejorado 16 puntos desde 2006 -los expertos creen que una variación de menos de 20 puntos es insignificante- y se sitúa en la parte baja de la tabla en un promedio en el que la nota más alta es de 556 (Shanghai-China) y la más baja de 314 (Kirguistán). De las 14 comunidades españolas que se examinaban, Andalucía está en el puesto 12, sólo por delante de Canarias y Baleares. Madrid y Castilla y León (503) están a la cabeza, lo cual permitió ayer al PP, que gobierna en ambas regiones, sacar pecho y denostar el sistema escolar estatal y andaluz. Cuando el PISA busca responsabilidades a los bajos rendimientos, proyecta multifactores: desde la política educativa hasta el índice socioeconómico y cultural del país. En los datos andaluces influye que la región tenga el PIB más bajo de todas las examinadas y la tasa de fracaso y de abandono escolar temprano más alto (34% y 38% respectivamente).


La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) compara los sistemas educativos usando una cifra de referencia (500). Desde esa cifra se miden las fortalezas y debilidades educativas. El PISA 2009 se ha centrado en comprensión lectora -la Junta se remite a la Primaria para mejorar desde ahí sus datos-, pero también se evalúan las matemáticas (462, un punto menos que hace tres años) y las ciencias (469, seis puntos menos).

  • 1