Local

El déficit del Estado cayó un 17% hasta octubre y sumó 40.065 millones

Según el secretario de Estado de Hacienda, López Carbajo, España evoluciona según "la línea prevista" para cumplir con el objetivo del 4,8% fijado para el conjunto del año.

el 29 nov 2011 / 13:56 h.

TAGS:

El déficit del Estado se situó en 40.065 millones de euros en los diez primeros meses del año, el 3,70% del PIB, lo que supone un 17% menos que en el mismo periodo de 2010, cuando alcanzó los 48.198 millones, según ha adelantado el secretario de Estado de Hacienda, Juan Manuel López Carbajo.


En una rueda de prensa, López Carbajo ha asegurado que el Estado evoluciona según "la línea prevista" para cumplir con el objetivo del 4,8% fijado para el conjunto del año. "La corrección del déficit va en la senda correcta", ha indicado

Sin embargo, no ha querido aclarar si el déficit público se reducirá al 6%, tal y como se ha comprometido con Bruselas, y se ha limitado a decir que cada administración tiene su responsabilidad y debe seguir haciendo "esfuerzos" para cumplir los objetivos fijados.

En este sentido, ha considerado un "buen dato" la cifra de déficit autonómico que se publicó ayer y ha confiado en que la tendencia se mantenga en el cuarto trimestre para que las comunidades también "puedan cumplir su objetivo".

Sin embargo, ha rechazado la idea de reforzar los planes de reequilibrio de los diferentes territorios con nuevas medidas, ya que sólo queda un mes para cerrar el año. Así, ha apostado por "cumplir" los planes tal y como se han diseñado porque eso permitirá a las comunidades cumplir, aunque no pone "la mano en el fuego" por unos datos que no controla al cien por cien.

El déficit registrado entre enero y octubre se calcula con referencia a la nueva base 2008 incorporada por el INE en cumplimiento de la normativa comunitaria que obliga a todos los países de la Unión a publicar los datos en función de esta nueva base que ha modificado la contabilización del PIB, que se toma como referencia para calcular el déficit público.

La cifra es consecuencia de unos pagos que se situaron en 126.284 millones de euros, un 15,7% menos, mientras que los ingresos sumaron 86.219 millones de euros, un 15,2% menos.

En términos de caja, que computa los ingresos y gastos que efectivamente se han realizado durante el periodo, el Estado alcanzó un déficit de 26.734 millones de euros, inferior al déficit de 34.850 millones de 2010.

Los ingresos no financieros totales acumulados durante los diez primeros meses del año ascendieron a 153.799 millones de euros, lo que supone un ligero incremento del 1,4% respecto a los obtenidos en el mismo periodo de 2010. Los ingresos tributarios, los más significativos, alcanzaron los 142.254 millones, un 1,2% más que un año antes.

En concreto, la recaudación por impuestos directos se elevó a 78.255 millones de euros, un 1,4% más que en 2010, mientras que los impuestos indirectos presentaron un crecimiento del 0,9%, hasta 63.999 millones. El resto de los ingresos no financieros reportó 11.545 millones.

EL IRPF CRECE UN 3,9%.

Por figuras, el IRPF acumuló una recaudación de 59.535 millones, lo que supone un aumento del 3,9% gracias a las medidas de consolidación fiscal aprobadas por el Gobierno, como la supresión de la deducción de 400 euros o la subida del tipo de retención a las rentas más altas.

Asimismo, el aumento se debe al ingreso de la cuota positiva del primer plazo de la Campaña de la Renta y a las menores devoluciones solicitadas por los contribuyentes. De cara al futuro, Carbajo ha anticipado que la evolución del impuesto será "favorable" en lo que queda de año.

El Impuesto de Sociedades, por su parte, ingresó 15.655 millones de euros, un 5,2% menos que en el mismo periodo de 2010, debido a la libertad de amortización y al mayor porcentaje de beneficios obtenidos por las grandes corporaciones en el extranjero, que actúan reduciendo la recaudación.

EL ADELANTO DE SOCIEDADES APORTA 1.800 MILLONES.

En cambio, las modificaciones aprobadas en este impuesto para adelantar los pagos a cuenta de las grandes empresas han tenido un impacto positivo que se ha traducido en 1.800 millones de euros.

En el capítulo de impuestos indirectos, el IVA aportó 45.490 millones entre enero y octubre, un 2,6% más, después de dejar atrás el impulso positivo que supuso la entrada en vigor de la subida de tipos.

Los Impuestos Especiales, por su parte, recaudaron 16.005 millones, un 3,2% menos que en el mismo periodo de 2010, principalmente por el descenso del 6% en la recaudación del Impuesto sobre el Hidrocarburos por el menor consumo de carburantes. También destaca el Impuesto sobre las Labores del Tabaco, que ha crecido un 0,4%.

LOS PAGOS CAEN UN 18,2%.

En lo que se refiere a los pagos no financieros, sumaron 119.981 millones, un 18,2% menos, debido a la disminución de las transferencias corrientes a las comunidades por la puesta en marcha del nuevo modelo de financiación. Este efecto se aprecia en la evolución de las transferencias corrientes, que caen un 27,6%.

Además, como ha sucedido a lo largo del año, los pagos no financieros muestran reducciones en la mayoría de las partidas. Así las inversiones reales bajaron un 26,8%, las transferencias de capital, un 35,4%, y los gastos corrientes y de servicios, un 10,6%, hasta 2.842 millones.

Los gastos de personal crecieron un 2% por el efecto de la paga a pensionistas de enero para compensar la desviación del IPC. Sin embargo, los sueldos y salarios del personal activo bajaron un 1,4%. Los gastos financieros, por su parte, crecieron un 12,2%.

En cuanto a su paso por el Ministerio, Carbajo ha asegurado que la etapa ha sido "positiva, pero muy intensa y difícil". De hecho, ha asegurado que trabajar para corregir el déficit es "muy duro y nada agradable" porque hay que ser "muy pesado" con el resto de ministerios y las comunidades autónomas.

  • 1