Local

El delito de agredir al médico

el 17 feb 2010 / 19:16 h.

TAGS:

Agredir o amenazar a un médico es cada vez más sinónimo de cárcel. El año pasado el 31% de las 58 sentencias emitidas por los tribunales andaluces por la agresión a un profesional de la sanidad pública reconocieron esa acción como atentado contra la autoridad pública, lo que conlleva penas de cárcel. Las 18 sentencias de 2009 que recogían esa consideración superan en mucho a las apenas ocho del año anterior.

El pasado viernes, precisamente, el sindicato CSI-CSIF denunció una agresión verbal contra un facultativo del centro de salud de El Saladillo, en Algeciras (Cádiz), mientras que el 22 de enero una médico de un equipo del 061 del centro de salud de El Viso (Sevilla) sufrió un intento de agresión con un cúter por parte de un paciente al que iba a atender en su propio domicilio.

De hecho, la tendencia al alza en las sentencias se ha dado también en otro índice menos positivo: el del número de agresiones, 712 entre enero y noviembre. Éstas han aumentado un 7,7% entre 2008 y 2009.

La consideración en Andalucía de las agresiones a facultativos como un delito contra la autoridad pública sucede desde 2008. En septiembre de 2007, la consejera de Salud, María Jesús Montero, mantuvo un encuentro con el Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA ), Jesús García Calderón, en el que le solicitó que se diera esta tipificación a las agresiones, que hasta entonces se venían tramitando como falta. El TSJA aceptó entonces la petición.

El aumento interanual en el número de agresiones se ha producido debido al incremento de las de tipo físico. El balance del SAS de 2009 cifra en 529 las agresiones verbales que se produjeron entre enero y noviembre de ese año, mientras que en 2008 estos episodios ascendieron a 513 en el mismo período.

Sin embargo, los episodios en los que medió algún tipo de violencia física se incrementaron de los 148 contabilizados en 2008 a los 183 del año siguiente, lo que supone un aumento del 23,6%.

Datos por provincias. Las 18 sentencias que consideran delito la agresión a un profesional sanitario se produjeron en Granada (ocho), Cádiz (tres), Sevilla (tres), Almería (dos), Jaén y Málaga (ambas con una).
Desde 2005, año en que el SAS activó el Plan de prevención y atención de agresiones, la administración autonómica ha llevado a cabo 686 asistencias letradas -a las que habría que sumar las que realizan también los colegios de médicos provinciales-.

El SAS destacó que el número de estas asistencias se ha incrementado cada año: de las 68 que hubo en 2005 se ha pasado a 208 el año pasado (es decir, se han triplicado).
De las 208 asistencias letradas prestadas en 2009 por la Consejería de Salud, 113 correspondieron a profesionales que desarrollan su labor en centros de atención primaria, 63 a profesionales de los hospitales y 32 a profesionales de las áreas de gestión sanitaria.

Por provincias, el SAS hizo 61 asistencias jurídicas en Sevilla, 57 en Granada, 32 en Málaga, 18 en Cádiz, 15 en Jaén y nueve en Huelva y Córdoba.

En cuanto al número de agresiones por provincias el reparto es: Sevilla, 254 (53 físicas); Málaga 120 (22 físicas); Córdoba 110 (41 físicas); Jaén, 68 (12 físicas); Cádiz 74 (21 físicas); Granada 43 (19 físicas), y, por último, Almería 31 (13 físicas). Y en cuanto a las medidas de seguridad, desde 2005 los centros sanitarios públicos han destinado más de 125 millones de euros a este capítulo, de los que 25 correspondieron al año 2009.

  • 1