miércoles, 12 diciembre 2018
01:42
, última actualización
Local

El delito de desobediencia al que se enfrenta Aguirre conlleva pena de prisión

La expresidenta de Madrid arrolló el 3 de abril la moto de un agente de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid con su coche y se dio a la fuga cuado iban a notificarle la denuncia.

el 05 sep 2014 / 18:21 h.

TAGS:

El delito de desobediencia del artículo 556 del Código Penal, cuyo contenido encajaría según la Audiencia de Madrid con los hechos protagonizados en abril por Esperanza Aguirre, conlleva la pena de prisión de seis meses a un año. En un auto notificado este viernes, los magistrados de la Audiencia de Madrid piden al juez Carlos Valle que instruya el incidente de tráfico de Aguirre como un posible delito de desobediencia y no una falta leve, como quería el instructor. Los magistrados señalan que "no puede descartarse que la gravedad de la lesión causada por la conducta de la denunciada al bien jurídico protegido con la tipificación del delito de desobediencia, cual es el orden público, tenga la suficiente entidad como calificar provisionalmente dicha conducta como un delito de desobediencia del artículo 556 del Código Penal, excediendo la entidad de la desobediencia del carácter meramente leve de la falta de desobediencia". Este artículo establece que "los que, sin estar comprendido en el artículo 550, resistieren a la autoridad o a sus agentes, o la desobedecieran gravemente, en el ejercicio de sus funciones, serán castigados con la pena de prisión de seis meses a un año". El precepto 550 señala que "son reos de atentado los que acometan a la autoridad, a sus agentes o funcionarios públicos, o empleen fuerza contra ellos, los intimiden gravemente o les hagan resistencia activa también grave, cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas". De este modo, la causa volverá al Juzgado para que se tramiten las diligencias. El juez tendrá previsiblemente que llamar a Aguirre a declarar, así como a los testigos del incidente, según han indicado fuentes jurídicas.   LOS HECHOS La presidenta del Partido Popular de Madrid, Esperanza Aguirre, arrolló el día 3 de abril por la tarde la moto de un agente de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid con su coche y se dio a la fuga en el momento en el que los agentes iban a notificarle la denuncia, tal y como asegura el atestado de la policía. Según el atestado policial, los hechos tuvieron lugar en torno a las 16.15 horas, después de que Aguirre decidiera aparcar su vehículo en el carril bus de la calle Gran Vía, a la altura de Callao y un agente de movilidad se acercara a pedirle la documentación, momento que quedó grabado en la emisora del servicio. Por causas que aún se desconocen, Esperanza Aguirre decidió arrancar su vehículo llevándose por delante la moto del agente en cuestión. Las mismas fuentes aseguraron que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido parada posteriormente a las puertas de su domicilio, próximo a la zona. Mientras Esperanza Aguirre se metía en su garaje, un agente de la guardia civil con número de carné profesional manifiestó ser miembro del servicio de seguridad de Aguirre ofreció a los agentes (que al no ser policías no han podido proceder a su detención) hacer un parte amistoso. Tras declinar la oferta, los funcionarios optaron por acudir a una comisaría para presentar una denuncia por darse a la fuga y por daños en la moto.    

  • 1