Deportes

El Dépor, colista 37 años después

el 04 oct 2010 / 20:03 h.

Lotina se lamenta con Di Maria al fondo.

Fue hace 37 años. En la decimonovena jornada de la temporada 72-73, el Deportivo de La Coruña ostentaba el farolillo rojo, una situación que no se había vuelto a repetir hasta el pasado fin de semana. Aquel año, los gallegos enmendarían su último lugar, pero sin embargo no fueron capaces de evitar un descenso al infierno que duró demasiados años. Exactamente hasta el 91, año en el que surgió el SuperDepor.

Los coruñeses pensarán que es mal momento para un nuevo parón liguero, pues mientras juegan las selecciones, los afortunados pasan dos semanas de tranquilidad y los que sufren, más movidas. El Dépor está celebrando de la peor manera posible su vigésima temporada consecutiva en la máxima categoría. La goleada del Bernabéu le ha dejado con los mismos puntos que el Zaragoza, compartiendo el dudoso honor de ser los únicos equipos que aún no han vencido. De hecho, los gallegos sólo han ganado cinco partidos en 2010.

EL MADRID SE DESMELENA. Pero en la goleada del duelo que clausuraba la jornada también hubo sonrisas. El Real Madrid de Mourinho, al que le habían recriminado su falta de puntería, escogió al Deportivo como chivo expiatorio y le endosó seis goles, exactamente los mismos que llevaba en las otras cinco jornadas disputadas. De ellos, Cristiano Ronaldo hizo el primero y el último, sumando ya tres tantos en Liga.

Andan preocupados en el Barcelona tras ceder dos puntos más en casa, y ya van cinco. El año pasado sólo el Villarreal fue capaz de empatar, y el anterior dejó escapar tres empates y una derrota en toda la temporada. En el lado positivo, destaca el debut del sanluqueño Nolito, el decimocuarto canterano que asciende de la mano de Pep Guardiola.

FUERA DEL ÁREA. Uno de los partidos más interesantes se disputó en el Sánchez Pizjuán, donde uno de los protagonistas fue Frederic Kanouté. Y es que el de Mali, prolífico en perforar las metas rivales en sus seis temporadas como sevillista, anotó su segundo tanto desde fuera del área desde que juega en el equipo nervionense.

El sábado, el sportinguista Diego Castro inscribió su nombre en el libro de oro de su equipo al anotar su gol número 1.600 de los de Gijón en Primera. Fue el segundo tanto del encuentro, aunque finalmente los de Preciado no pudieron regresar a Asturias con los tres puntos tras el doblete de Sinama Pongolle.

Pero para partido con curiosidades, el que se disputó en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo de Almería. En él se vieron hasta cuatro lanzamientos al poste -tres por parte local y uno por la visitante- y, lo que es aún más inusual, el portugués Eliseu fue expulsado por segunda vez en una semana, ya que el lunes vio la roja ante el Villarreal, aunque se le perdonó la sanción.

  • 1