Deportes

El derbi copero no convence a todos en el Betis

Los octavos de final de la Copa se sortearán el 18 de noviembre y el Betis puede enfrentarse al Sevilla. El único que reniega de ese cruce es Pepe Mel.

el 11 nov 2010 / 21:44 h.

Pepe Mel, en un entrenamiento.
El Betis se clasificó con brillantez para los octavos de final de la Copa del Rey, así que es uno de los dieciséis supervivientes en la competición del KO. De los quince restantes, sólo otro es de Segunda (el Córdoba) y catorce son de Primera. Uno de ellos es el Sevilla. La perspectiva de volver a disputar un derbi atrae a muchos béticos, entre ellos los propios futbolistas, pero no existe unanimidad dentro del vestuario verdiblanco. De hecho, el primero en renegar del duelo de rivalidad en la próxima ronda copera es el jefe, Pepe Mel. "No es un rival que me haga tilín", confesó ayer el entrenador del Betis en Punto Radio. El madrileño comprende los pros deportivos y económicos de un derbi en la Copa, pero también es consciente del sacrificio que supondría: "Te obligaría a ir con todo y nos distraería demasiado porque es un partido que te obliga a competir, a ir al cien por cien. Creo que no es bueno para ninguno", argumentó el preparador heliopolitano.

En opinión de Mel, la teoría de que el Betis no tendría nada que perder frente al eterno rival en un cruce copero es absolutamente rebatible. "Siempre hay cosas que perder ante el Sevilla, así que mejor no enfrentarte a ellos. Es un rival de Primera, un buen equipo y sería favorito, aunque sabemos que eso en Sevilla no vale de mucho", añadió el míster, que tiene muy claro cuándo y dónde debe celebrarse ese derbi: "Al Sevilla hay que ganarle, si puede ser, el año que viene en Primera". Por lo demás, Mel ya no hace otras distinciones a la hora de elegir adversario: "Entre Real Madrid y Barcelona me da igual. Cualquiera de ellos dejaría dinero y la gente podría ver a Messi, Iniesta, Cristiano... Y además nosotros competiríamos bien", advirtió.

El entrenador es el único que reniega del derbi copero. Los jugadores ya manifestaron en La Romareda que el Sevilla es una de sus opciones favoritas y Emana ahondó ayer en esa línea: "Me gustaría. Además, podemos hacerle frente", indicó el camerunés, muy optimista tras ver lo que hicieron sus compañeros en Zaragoza: "Podemos dar la campanada en la Copa. Estamos todos muy metidos y queremos llegar lo más lejos posible".

Luis Oliver también está loco por vivir el partido de rivalidad. "A mí me gustaría un derbi porque me gusta competir, aunque hay algunos que prefieren al Real Madrid o al Barcelona, que también estaría bien", señaló ayer. El problema para él es que para entonces no estará en el Betis, ya que una semana antes de la ida se celebrará la junta de accionistas de la que saldrá un nuevo consejo de administración, por supuesto sin él dentro.

El sorteo, a todo esto, se celebrará el próximo jueves 18 y el Betis volverá a jugar la ida (entre el 21 y el 23 de diciembre) en casa y la vuelta (entre el 4 y el 6 de enero) fuera. A no ser que le toque el Córdoba, en cuyo caso el orden será sorteado.

  • 1