Local

El derribo del centro de Alcosa arrancará de 'inmediato'

A finales de enero, los vecinos de la Plaza de los Luceros denunciaron que un centro comercial en construcción les estaba encajonando. Se levantaba a 1,9 metros de sus balcones. Ayer, Urbanismo dio el paso definitivo para enmendar el entuerto y aprobó la demolición parcial del edificio. Foto: J.C.

el 15 sep 2009 / 11:34 h.

TAGS:

A finales de enero, los vecinos de la Plaza de los Luceros denunciaron que un centro comercial en construcción les estaba encajonando. Se levantaba a 1,9 metros de sus balcones. Ayer, Urbanismo dio el paso definitivo para enmendar el entuerto y aprobó la demolición parcial del edificio.

La comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo aprobó la licencia de derribo parcial del esqueleto del centro comercial bautizado como Nueva Galería en el Parque Alcosa, unas obras que durarán dos meses y que comenzarán "inmediatamente", según explicó ayer el vicepresidente del Consejo de Gobierno de la Gerencia, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. El objetivo es que "se devuelva el edificio a la situación original previa a la ejecución del centro comercial". Esto es, que los vecinos puedan respirar en sus balcones y no tengan ningún otro edificio a 4 o 5 metros de distancia.

Gómez de Celis subrayó que, con la aprobación de la licencia de derribo del edificio, el Ayuntamiento cumple lo pactado con los vecinos y acaba "con una situación irregular". De hecho, el también concejal de Hacienda reconoció que el centro comercial había "encajonado" en sus casas a los vecinos, que apenas sí podría notar la luz del sol en sus viviendas.

La demolición parcial del centro comercial correrá a cargo de la empresa Erri-Berri, que ya tiene preparada la maquinaria junto al edificio a demoler, de ahí que los trabajos puedan empezar en los próximos días. Según los vecinos, todo apunta a que las máquinas se pondrán en marcha la semana que viene.

Lo que no concretó Gómez de Celis fue el coste de la operación. Para solucionar la irregularidad urbanística, el Ayuntamiento ha tenido que ceder a los propietarios de Nueva Galería, los hermanos Cánovas, locales comerciales en el barrio de los Bermejales de Emvisesa cuyo valor "se corresponde con el lucro que han dejado de ingresar los dueños de la galería comercial", afirmó el edil.

Inicialmente, las diferencias económicas eran grandes: el Ayuntamiento ofreció 4,5 millones (el valor catastral del solar) para comprar el edificio de la Plaza de los Luceros y los dueños reclamaron 9,8 millones. Entre ellos se incluían, entre otras partidas, el lucro cesante (4 millones), honorarios de arquitectos (180.000 euros), gastos en publicidad (60.000 euros) e incluso gastos de gestión por 150.000 euros.

Urbanismo anunció en abril que demolería entre 800 y 900 metros. El futuro uso del edificio aún no se ha concretado, si bien ya se baraja un centro de adultos (negociado con la Consejería de Educación) y, si hay espacio, una biblioteca y un cibercentro.

  • 1