Local

El desafío de coordinar 154 obras a la vez

Tal vez el Gobierno municipal utilizó la llegada de las obras correspondientes a los planes de reactivación del empleo como excusa para apremiar a la Consejería de Obras Públicas en su afán por inaugurar cuanto antes la línea 1 del Metro, pero en cualquier caso, hablaban con conocimiento de causa.

el 16 sep 2009 / 01:35 h.

Tal vez el Gobierno municipal utilizó la llegada de las obras correspondientes a los planes de reactivación del empleo como excusa para apremiar a la Consejería de Obras Públicas en su afán por inaugurar cuanto antes la línea 1 del Metro, pero en cualquier caso, hablaban con conocimiento de causa. La ejecución de las 154 obras públicas que se desarrollarán en Sevilla entre mayo y finales de año constituyen un desafío logístico para el Ayuntamiento y anticipan un escenario de embotellamientos de tráfico y molestias casi inevitables. En nueve meses se acometerán en paralelo obras por valor de 141 millones de euros en puntos neurálgicos de la ciudad. Su razón de ser reside en la necesidad de la adopción de medidas de choque que ayuden a mitigar la masiva destrucción de puestos de trabajo. Y tampoco se pueden desdeñar otros efectos colaterales beneficiosos, pues permite una decidida apuesta por la construcción de infraestructuras que en caso contrario tardarían más años en llevarse a cabo y descarga a los ayuntamientos del esfuerzo financiero que tienen que formalizar en sus capítulos de inversiones. Pero a pesar de las connotaciones positivas de estos planes, los ciudadanos tienen que mentalizarse de que en pocas semanas llegará a las ciudades una acumulación de obras cuya ejecución ocasionará problemas de movilidad de consideración. Sólo la puesta en marcha de las obras de los pasos subterráneos de la Palmera con Bueno Monreal y de la avenida de Andalucía con la Ronda del Tamarguillo o la misma adecuación para el sentido único de parte entre la Ronda Histórica y Luis de Morales obliga a un cambio sustancial en el tráfico de las principales arterias de la capital andaluza. Hay que estar preparados, por tanto, para lo que se avecina. Y el Ayuntamiento tendrá que demostrar que aparte de ejecutar en tiempo todos los proyectos aprobados por el Gobierno Central y la Junta también sabrá organizar la ciudad para que no se viva un pequeño caos cotidiano.

  • 1