Local

El desafío de la liga más dura del mundo

el 18 nov 2010 / 11:33 h.

TAGS:

Jugar con los mejores, el deseo de cualquier profesional del baloncesto que haya crecido viendo cómo las mayores leyendas de este deporte lograban lo imposible con una facilidad casi insultante. La estridente voz del speaker palpita en tus oídos mientras la luz de la cancha se hace cada vez más brillante en el túnel. Volar como el más grande nunca estuvo tan cerca.

La franquicia de baloncesto más importante vuelve, como cada año por estas fechas, con mucha fuerza e importantes aportaciones a un juego, de por sí, ya completo y de gran calidad. El aspecto jugable sigue siendo uno de sus muchos puntos fuertes y, sin mucho ruido, se ha perfeccionado aún más con el aumento del realismo tanto de la técnica de juego (con el variado abanico de movimientos que pueden llevar a cabo los jugadores), como en el mejorado nivel que tienen nuestros rivales en la pista.
Tecnológicamente, NBA 2K11 ha mejorado, también, el apartado visual ofrecido, empezando por los más realistas modelados de las estrellas de la liga, siguiendo por los espectaculares escenarios y terminando en las magníficas animaciones con las que se plasman los movimientos y que están personalizadas para cada jugador.
En el apartado de las novedades es donde 2K se ha esforzado con tenacidad, no por haber aportado gran número de innovaciones, sino más bien por la calidad y posibilidades que atesoran. En resumen, todo este tema gira en torno a la figura del legendario Michael Jordan y los nuevos modos de juego que protagoniza el 23 de los Bulls de Chicago en el juego.

La primera modalidad con Air como anfitrión es la llamada Desafío Jordan, en la que el jugador deberá superar las diez mejores actuaciones de la carrera del alero, una tarea titánica a la par que extremadamente entretenida. Tener éxito en estos diez retos hace que se desbloquee el modo MJ: creando una leyenda, que no es sino una renovación del existente en versiones anteriores con Jordan en el lugar del novato al que evolucionar desde sus inicios para llegar a enfrentarse con las estrellas de la NBA de nuestros días.
Con este espíritu está el modo Equipos Clásicos de los Bulls, un gancho para nostálgicos de la mejor época del baloncesto NBA y, por qué no decirlo, del mundo. Volver a ver en la cancha a mitos como Bird, Magic Johnson, Jabbar, Pippen y otros, aunque sea virtualmente, y revivir sus enfrentamientos, es digno de ser vivido.
Para completar una experiencia intensa en sí misma, se ha procurado que el paso del jugador por la NBA abarque todo lo que esto supone en el día a día, tanto en la cancha como fuera de la misma: firma de contratos, ruedas de prensa, acuerdos comerciales, etcétera.

Con NBA 2K11, los chicos de 2K Sports han elevado el listón que ellos mismos ya habían situado bien alto en la entrega anterior. Poder encarnar al mejor jugador de la historia hace mucho más atractiva la encarnizada lucha por el anillo más deseado del mundo. Imprescindible.

  • 1