Local

El deseo de Gallardón de ir en las listas abre la guerra en el PP

La posible inclusión del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, en las listas del PP de cara a las próximas generales ha desatado una guerra abierta entre dos corrientes y amenaza con pasarle factura interna al partido.

el 14 sep 2009 / 21:39 h.

TAGS:

La posible inclusión del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, en las listas del PP de cara a las próximas generales ha desatado una guerra abierta entre dos corrientes y amenaza con pasarle factura interna al partido. Rajoy sabe que Gallardón tiene tirón en votos, pero también que puede llegar a ser su adversario.

Que Alberto Ruiz Gallardón es uno de los principales activos electorales del PP no lo pone en duda nadie, pero es precisamente ese tirón el que juega en contra suya a la hora de su inclusión en las listas electorales.

La clave está en el riesgo que supone para el liderazgo del presidente del PP, Mariano Rajoy, la presencia de Gallardón como diputado si los populares no ganan las elecciones y se abre el debate en el partido sobre la sustitución del cabeza de cartel.

Así las cosas, en el PP se vive una batalla que tiene uno de sus frentes en el propio alcalde de Madrid, que ha repetido en varias ocasiones su interés por ser diputado, y el otro en la presidenta de la Comunidad madrileña, Esperanza Aguirre, la otra gran candidata a liderar el PP si a Rajoy no le van bien las cosas en marzo.

El problema para Aguirre es que la Ley Electoral le impide ser diputada al ser presidenta de una comunidad autónoma, por lo que no quiere que Gallardón cuente con la ventaja de estar ya en el Congreso y, sobre todo, con algún cargo de responsabilidad en el grupo parlamentario popular.

El enfrentamiento directo y más bien poco disimulado que mantienen las dos partes vivió ayer un nuevo capítulo cuando el vicepresidente del Gobierno de Madrid, Ignacio González, encargado de elaborar las listas electorales del PP de Madrid para los próximos comicios, asegurase ayer en una entrevista en El Mundo que, según los estatutos de su partido, es incompatible ser alcalde y diputado a un tiempo, lo que excluye de esa posibilidad a Alberto Ruiz-Gallardón.

De esta manera, González descarta la posibilidad de que el alcalde de Madrid vaya en la lista tras Mariano Rajoy, tal y como pretendía, aunque reconoce que el Comité Electoral Nacional puede hacer una excepción. No obstante, puntualiza que "espera" que los criterios generales sean aplicados y que su propuesta sea finalmente avalada por el partido.

El punto de vista de González fue compartida en parte por el secretario general del partido, Ángel Acebes, quien subrayó que en el PP siempre se cumplen siempre sus estatutos, que establecen la incompatibilidad entre diputado al Congreso y alcalde, pero admitió que el Comité Ejecutivo "puede establecer excepciones". Eso sí, Acebes evitó responder directamente y comentó que no se referirá a la elaboración de las listas electorales hasta que el partido ponga en marcha este proceso a través del Comité Electoral Nacional, que preside Javier Arenas, y que está previsto para enero.

El que sí se mojó algo más fue el portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, quien señaló que el presidente del PP, Mariano Rajoy, será quien decida "con toda libertad" si al partido "le conviene" que Gallardón vaya en las listas.

"Estoy convencido de que si a Rajoy le conviene que esté Gallardón en una lista, estará, y si no le conviene al partido porque los estudios y los análisis así lo indican, pues no estará", explicó De Arístegui en declaraciones a TVE.

El psoe huele sangre. ¿Y cómo se ve esta situación desde el PSOE? Pues se interpreta como que ven muy difícil ganar en marzo y que ya están pensando en la sucesión de Mariano Rajoy tras las elecciones, y "por eso se ponen zancadillas". "Piensan en la sucesión después de la derrota y se señalan unos a otros la puerta de la calle", dijo el secretario de Organización socialista, José Blanco.

  • 1