Local

El destino del pop independiente

‘Cuando el destino nos alcance’ es el cuarto disco de una de las bandas punteras de la escena independiente estatal, plagado de teclados, bases, ‘samples’ y sintetizadores que dotan al álbum de una atmósfera ochentera.

el 26 may 2010 / 18:11 h.

TAGS:

Casi sin tiempo para descansar de la gira de su anterior disco, la banda Lori Meyers volvió a meterse en el estudio. El resultado es Cuando el destino nos alcance, un disco con canciones enfocadas a la pista de baile que no ha dejado indiferente a nadie. “El grupo nunca quiere parar. El descanso que hicimos antes de Cronolánea fue porque tuvimos problemas con nuestra antigua discográfica. Si por nosotros fuera sacaríamos un disco cada año, así además te vas quitando los contratos de encima (risas)”, explica Noni, principal vocalista de la banda granadina. “Las canciones van saliendo de forma natural, no tenemos que parar la gira para ponernos a componer”, apostilla Alejandro, guitarrista.
El sonido ochentero que predomina a lo largo de casi todo el nuevo disco -repleto de sintetizadores y samples- puede desconcertar a los fans, pero “es sólo una forma de revestir las canciones, que pueden defenderse perfectamente con una voz y una guitarra acústica”, declara Noni, añadiendo que “tras tres discos de guitarras queríamos quitarnos algunos prejuicios y probar cosas nuevas”.
Para llevar a cabo tal plan, la banda se desplazó a Los Ángeles a grabar con Sebastian Krys, productor acostumbrado a trabajar con artistas más mainstream. “El disco íbamos a grabarlo en Granada, pero por problemas personales de Sebastian, que tenía a un familiar enfermo del que quería estar cerca, fuimos nosotros a Los Ángeles, aunque con un presupuesto ajustadísimo. De hecho para este disco hemos tenido menos presupuesto que para el anterior”, cuenta Alejandro, que de la experiencia destaca que “allí todo es mucho más profesional. No falla nada, y si algo falla se arregla en dos minutos”.


La elección de Sebastian como productor ha hecho que les lluevan las críticas. “La gente debería oír el disco varias veces y no criticarlo a base de prejuicios contra el productor. Hay que darle su tiempo y luego que se forjen su propia opinión”, critica el guitarrista. “A Sebastian no lo conocíamos pero ya había trabajado con nuestra compañía y puso mucho de su parte para hacerlo con nosotros, hasta vino a España a hacer una audición costeándoselo su bolsillo. En EEUU los productores trabajan con lo que les ofrecen, sea indie o mainstream, porque son profesionales. Aquí eso no se entiende por el atraso musical de este país”, lamenta Noni. Alejandro se muestra “sorprendido por todo lo que se ha liado por meter unos sintetizadores. Nos sorprendemos de la repercusión que genera el grupo”. “Sintes había en Superchunk, Joy Division, New Order... grupos que son influencias nuestras”, aclara el vocalista.


Para suerte para sus fans más fundamenta listas, “el directo sigue siendo más rock. Lori Meyers siempre ha sido un grupo de guitarras, aunque en el estudio nos guste probar otras cosas. Lo mejor es que te guíes por ti mismo. Nosotros, nos hayamos equivocado o no con este disco, nos hemos guiado por nosotros mismos”, argumentan. 

  • 1