El deteriorado firme de la carretera Estepa-Gilena tendrá que aguantar hasta verano

Las obras de reasfaltado, licitadas mediante convocatoria pública, permitirán restaurar una de las vías más intransitables de la provincia.

el 05 mar 2014 / 22:13 h.

15555788 El proyecto de reasfaltado de la vía fue presentado ayer a los alcaldes en el Ayuntamiento de Gilena. / El Correo La Consejería de Fomento y Vivienda iniciará el próximo verano las obras para renovar y reforzar el deteriorado firme de la carretera A-353 en dos tramos comprendidos entre los términos municipales de Estepa y Gilena y en la variante de Pedrera, una actuación que presentó ayer la directora general de Infraestructuras Viarias, Auxiliadora Troncoso, a los alcaldes de estos municipios afectados en un acto en el que también estuvo presente la delegada territorial de Fomento en Sevilla, Granada Santos. Troncoso trasladó a los alcaldes el compromiso de la Junta con esta intervención, que se encuentra actualmente en tramitación, concretamente se licitó el día 18 de febrero con un presupuesto de 767.338 euros. «A pesar de la actual situación de restricción presupuestaria, la Consejería de Fomento y Vivienda ha realizado un gran esfuerzo económico para destinar recursos a esta actuación, ya que debemos garantizar la seguridad vial y mantener las carreteras en condiciones óptimas para la conducción», destacó ayer. Las empresas interesadas en optar a esta convocatoria pública tendrán de plazo para presentar sus ofertas hasta el próximo 11 de marzo. La previsión es que la adjudicación se produzca en el mes de junio para posteriormente firmar el contrato. La obra, que contará con un plazo de ejecución de diez meses, pretende mejorar la conducción y garantizar las condiciones de seguridad vial en esos dos tramos, localizados entre los puntos kilométricos 1,2 y 9,5 (de Estepa a Gilena) y 12,4 y 13,8 (variante de Pedrera), donde se han registrado deficiencias en la calzada agravadas con las precipitaciones caídas durante este invierno en la provincia, lo que la hacen difícilmente transitable y la erigen en una de las vías más peligrosas de la provincia, que discurre además en zona montañosa. Entre los puntos kilométricos 1,2 y 9,5, que incluye la parte inicial del itinerario correspondiente a la travesía de Estepa, la Consejería de Fomento y Vivienda llevará a cabo un fresado del firme de cinco centímetros de profundidad, permitiendo así retirar la parte deteriorada, la extensión de una nueva capa de mezclas bituminosas, el pintado de la carretera y la instalación de la señalización vertical, igualmente deteriorada debido al tiempo y los factores climatológicos. En el tramo definido entre los puntos 12,4 y 13,8, el fresado previsto será mayor, hasta 30 centímetros de profundidad, añadiéndose además cemento para mejorar la capacidad estructural de la carretera. Tras esta capa se extenderá otra de mezcla bituminosa de cinco centímetros de grosor para finalizar con el pintado de la vía y la señalización vertical. La A-353, que conecta Estepa con Martín de la Jara, constituye un eje de comunicación importante para las poblaciones de Gilena, Pedrera y Estepa ya que sirve como vía alternativa de conexión con la carretera de gran capacidad A-92 y además permite a los habitantes de los dos primeros acceder a los servicios públicos, como colegios, centros de salud y dependencias judiciales, ubicados en Estepa. La renovación del firme se enmarca en el conjunto de actuaciones desarrolladas por la Consejería que dirige Elena Cortés para garantizar la conservación integral de la red viaria existente en la comunidad, uno de los ejes «prioritarios» de la Junta de Andalucía en materia de infraestructuras

  • 1