Local

El deterioro de las calles obliga a montar cuadrillas de emergencia

El Consistorio advierte de que no se podrán reparar hasta que cese la lluvia.

el 07 ene 2010 / 20:59 h.

TAGS:

Reparaciones urgentes. Las cuadrillas del Servicio de Reparación de la Vía Pública, ayer, arreglando el acerado de la calle San Eloy, recientemente pavimentada.

Mientras la lluvia no dé tregua no habrá reparaciones de los desperfectos causados por mal tiempo. Socavones, baches y hundimientos en las aceras quedan pendientes de que el agua deje de caer y que el suelo se seque. Mientras, se están tomando medidas transitorias de urgencia para evitar que la ciudadanía sufra algún tipo de accidente.

El más del 600% de aumento en las denuncias por desperfectos en la vía pública -no se precisó cuál es el número exacto de estas llamadas al Cecop y al 072, que son quienes recepcionan estos requerimientos- se solventarán, pues, "en cuanto el tiempo lo permita". Así lo explicaron ayer desde la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad, que justificaron que "si se interviene ahora, se volvería a levantar". "Necesitamos tener la certeza de contar con varios días seguidos sin lluvias para emprender las intervenciones más complejas", añadieron las mismas fuentes. Así, y hasta que las condiciones meteorológicas mejoren, desde la Delegación, y particularmente desde el Servicio de Conservación de Vía Pública, se han tomado diferentes medidas, entre las que destaca la formación de dos cuadrillas para realizar servicios de urgencias durante las 24 horas del día. De esta forma, cuatro o cinco equipos están trabajando en horario laboral y dos de ellas lo hacen además durante toda la jornada.

El trabajo de estas cuadrillas se está centrando en ejecutar medidas provisionales para garantizar la seguridad mediante la señalización y la intervención de urgencia: repaso del pavimento y recubrimiento con grava o albero de los baches en la calzada.

El contrato de mantenimiento general, por el que se reparan los destrozos lógicos del mobiliario urbano, se ha tenido que paralizar por la gravedad de muchos de los daños ocasionados por el temporal, por lo que tampoco se puede precisar el número exacto de calles donde hay que efectuar algún tipo de reparación.

Los principales impedimetos técnicos para actuar de manera definitiva están fundados en que el agua no permite tapar los baches en calzadas con aglomerado caliente, no funcionan las plantas de aglomerado asfáltico y tampoco se seca el cemento.

La Delegación de Infraestructuras divide en tres grandes bloques los desperfectos de la ciudad. Los primeros son los registrados en obras que se encontraban en plena ejecución que han sido suspendidas provisionalmente por el efecto de las lluvias y para las que, en algunos casos, se ha pedido una prórroga en el plazo de ejecución. Son obras que aún no han sido recepcionadas por el Ayuntamiento, por lo que serán las propias empresas las que realicen las reparaciones. Las demás incidencias son las detectadas en pavimentos de calzadas y los problemas originados en diversos puntos del acerado, que se deben en gran parte a la naturaleza arcillosa del suelo de Sevilla.

En cuanto a la evaluación de los gastos que generarán este deterioro, señalaron que "hasta que no se acometan no se podrá saber, porque hay muchas obras sin entregar y seguros que cubren muchas actuaciones recientes".

  • 1