Local

El deterioro de un inmueble obliga al realojo ya de nueve familias

No pueden permanecer más tiempo en sus casas. Las nueve familias del número 2 de San Juan de la Cruz, en Regiones Devastadas, serán realojadas ya. La estructura de su bloque está mal.

el 16 sep 2009 / 00:14 h.

TAGS:

No pueden permanecer más tiempo en sus casas. Las nueve familias del número 2 de San Juan de la Cruz, en Regiones Devastadas, serán realojadas ya. La estructura de su bloque está mal. Se mudarán a pisos sociales hasta que derriben y reconstruyan donde ahora viven.

Eso es lo que prevé el Plan de Renovación Urbana de Regiones Devastadas, derribar los 210 pisos (18 bloques) del barrio y reconstruirlos por fases. Mientras, los vecinos serían realojados, una medida que no iba a ser inmediata. Sin embargo, el mal estado del número 2 de San Juan de la Cruz ha precipitado el inicio de los realojos.

Responsables de Urbanismo y de Emvisesa informaron ayer tarde a los vecinos afectados que, tras la recomendación de los informes técnicos, deberán desocupar su bloque por el estado generalizado de deterioro que presenta. En concreto, la estructura del inmueble está mal, por lo que sus moradores corren peligro. Eso fue lo que detectó el Servicio de Conservación de la Edificación de la Gerencia de Urbanismo el pasado viernes. Por este motivo, Urbanismo y Emvisesa van a adelantar "con carácter extraordinario" las actuaciones previstas en el barrio, que comprende parte de los barrios de Amate, Rochelambert y Los Pajaritos.

La empresa municipal de la vivienda ha dispuesto nueve pisos públicos en régimen de alquiler para el realojo de las familias afectadas en las mismas condiciones en las que actualmente ocupan (las pagan a entre uno y tres euros de alquiler al Estado, el dueño de los bloques). Además, tendrán la opción de acceder a la compra de un inmueble procedente del parque social de viviendas de Emvisesa. El proyecto para regenerar la zona, que costará casi 40 millones de euros -de los cuales el 30% lo pagará el Estado y, el resto, entre la Junta y el Ayuntamiento-, prevé un nuevo barrio con 18 bloques de siete y doce alturas, con 275 VPO, de modo que las primeras serán para las 210 familias de Regiones Devastadas. Los pisos ganarán espacio y llegarán a tener entre 70 y 90 metros cuadrados.

Lo que más preocupa a los vecinos de Regiones Devastadas es si podrán pagar las nuevas viviendas. De hecho, exigen seguir pagando el mismo alquiler que ahora e incluso hacerse con la titularidad de los pisos, algo que ninguna administración les garantiza.

  • 1