miércoles, 20 marzo 2019
18:48
, última actualización
Deportes

El día D para la gripe A en el Betis

Hoy es el día en el que se sabrá si los seis jugadores que hasta ayer eran baja por un virus tienen la gripe A o la convencional. Si es la variante más grave, el club pedirá la suspensión del partido contra el Villarreal B aunque la normativa no le favorezca. Puede alegar el riesgo de contagio.

el 28 oct 2009 / 21:57 h.

Israel, en el entreno del martes.

Después de un par días de incertidumbre para ellos en concreto y para el Betis en general, Sergio García, Arzu, Nelson, Carlos García, Sunny e Israel se enterarán por fin hoy de si la enfermedad que padecen desde principios de semana es la gripe A o se queda en una simple gripe de toda la vida. Los jugadores estarán muy pendientes de lo que dictamine el laboratorio de la Clínica de Fátima, donde permanecen las muestras que se tomaron a los cinco primeros el martes, pero también estarán atentos los médicos, cómo no, y el club, porque de lo que determine el microscopio depende que solicite hoy mismo el aplazamiento de su encuentro liguero ante el Villarreal B. La normativa se lo pone difícil, pero la intención de la entidad de Heliópolis es utilizar todos los medios y argumentos posibles para convencer a la Federación de que lo más saludable, nunca mejor dicho, es no disputar el choque.

La norma, recogida en el artículo 291 del Reglamento federativo, indica que se puede pedir el aplazamiento de un encuentro siempre que haya causas "de fuerza mayor", pero así sólo puede considerarse "el hecho de que por circunstancias imprevisibles causen baja simultáneamente un número de futbolistas que reduzca la plantilla a menos de once, computándose a este efecto tanto los que integran la misma como los que alguna vez se hubiesen alineado procedentes de los filiales o dependientes".

Hasta ayer, aparte de otros lesionados, el Betis tenía de baja por síntomas del virus H1N1 a seis futbolistas: los cinco que ya cayeron el martes (Sergio García, Arzu, Nelson, Carlos García y Sunny) y uno de los que estaban incubando la gripe, Israel. También ayer se quedaron en sus casas el delegado del equipo, Víctor Antequera, y uno de los utilleros, Manuel Barrera. Cada día que pasa aumenta la convicción de que son casos de gripe A, máxime cuando la plantilla está recién vacunada contra la gripe convencional, aunque los otros tres profesionales que también empezaban a presentar algún síntoma (Ricardo, Damiá y Nano), sin embargo, se entrenaron ayer sin mayores problemas. El caso es que Antonio Tapia, a priori, tendría más de once jugadores disponibles incluso en el caso de que los seis afectados sufran de gripe porcina, por lo que la respuesta del Comité de Competición a la eventual petición del Betis, siempre hablando en teoría, sería negativa.

Puede que la literalidad de la norma vigente no aliente la suspensión del encuentro ante el Villarreal B, pero en el club opinan que la ley no tiene en cuenta un factor fundamental: el riesgo de contagio. Ya lo advirtió ayer un jugador del filial amarillo: "Si los jugadores del Betis tienen gripe A, espero que se suspenda. En un partido hay mucho contacto y sudor y lo más importante es la salud", dijo Cristóbal Márquez. En Heliópolis también recuerdan que el Marsella-PSG del domingo en la liga francesa se suspendió con sólo tres casos de gripe A en las filas del equipo parisino, aunque huelga decir que la legislación futbolística gala no es la misma que la española.

Mientras llega la hora clave, los médicos del Betis siguen respetando al pie de la letra los protocolos de la Consejería de Salud y ya ayer adoptaron algunas medidas preventivas: los futbolistas recibieron unas mascarillas para entrar en el vestuario y se lavaron las manos más de lo habitual, el agua no se compartió y cada uno bebió de su botella... 

  • 1