lunes, 18 febrero 2019
07:12
, última actualización
Economía

El día perfecto para resolver el papeleo

La administración sevillana funcionó, y bien

el 08 jun 2010 / 19:53 h.

Para muchos sevillanos dedicar el día de ayer al papeleo fue un gustazo. Y si no que se lo digan a los que a mediodía terminaban de hacer la declaración de la renta en la sede de Hacienda en la Avenida de la Constitución mientras en la Puerta Jerez se arremolinaban las primeras banderolas reivindicativas. O a los que hacían cola en el registro general de la Universidad de Sevilla o en el registro civil.

La huelga de funcionarios no hizo mella en el día a día de los servicios públicos, tales como colegios, centros de salud, hospitales, universidades e incluso en el Ayuntamiento, donde la normalidad fue la tónica predominante. Ésta fue la radiografía de la jornada.

Ayuntamiento: Normalidad en la Casa Grande

La Delegación de Recursos Humanos facilitó a última hora de la mañana las primeras cifras sobre el seguimiento del paro en la plantilla municipal: no llegó ni al 15%, es decir, un total de 570 funcionarios de un total de 5.000. En la Gerencia de Urbanismo, una de las delegaciones más voluminosas en cuanto a número de funcionarios, los datos mantenían la tónica del día: un 26,70% de los trabajadores municipales secundó el paro en una plantilla que roza el medio millar de efectivos.

En la Casa Grande, la actividad estuvo marcada todo el día por la normalidad. Los partidos políticos, excepto Izquierda Unida, mantuvieron su agenda. El candidato del PP y portavoz municipal, Juan Ignacio Zoido, estuvo en la Consejería de Obras Públicas revisando los proyectos de ampliación del Metro de Sevilla, y los delegados de Urbanismo y Movilidad en la demolición de otro bloque más en Regiones Devastadas. Hasta el candidato del PSOE a las próximas municipales, Juan Espadas, tuvo un acto de partido en Triana.

Universidades: Servicios mínimos en las secretarías de los centros

En las secretarías de los centros de la sede central de la Universidad de Sevilla colgaba el mismo escrito: la resolución rectoral que ordenaba los servicios mínimos para el día de huelga de ayer. Y quedaba claro que "los permisos por asuntos particulares para el día de la huelga sólo se utilizarán si se han autorizado antes del día de la fecha". Por si alguno había tenido la tentación... El hecho de que el paro haya coincidido con el final del curso y que muchos alumnos estén ya en épocas de exámenes hizo que el impacto de la huelga se amortiguara. Ante la disyuntiva de qué hacer con los exámenes programados, las decisiones fueron dispares, como el seguimiento de la huelga: en Filología se mantuvieron los once exámenes previstos y en la Escuela de Ingenieros, se cambiaron de fecha todos según fuentes académicas consultadas.

El porcentaje de seguimiento en la Hispalense dentro del sector de Administración y Servicios fue de un 60% (el del profesorado no se facilitó por imposibilidad de cuantificar el total de docentes que se sumaron a la huelga) y en el caso de la Olavide, la cifra fue de un 45%. En ésta última la jornada transcurrió sin incidentes. En el caso de la Hispalense, la puerta principal del Rectorado amaneció con un candado y en la Facultad de Derecho, sorprendentemente, un grupo de alumnos intentó interrumpir la realización de un examen.

Colegios: Sin incidencias significativas en las aulas

"La huelga está injustificada. Tendría que haberse celebrado antes". Así se manifestaba ayer Pilar García, conserje de Altos Colegios, donde ayer sólo un profesor de los 16 que hay en plantilla se puso en huelga. La Junta de Andalucía daba ayer las cifras del seguimiento del paro: en el personal docente, secundó la huelga el 9,3% de la plantilla, mientras que en el personal no docente el porcentaje no llegó ni al 3%. Los sindicatos elevaron la cifra hasta el 60%. Al margen de la guerra de cifras, las clases se impartieron sin problemas, como reconocía el director de Altos Colegios, Adelio Castaña. "Hicimos un sondeo previo y viendo que la huelga no iba a ser secundada mayoritariamente no mandamos una circular a los padres".

Justicia: No se suspendió ni un solo juicio

Uno de los datos aportados ayer por el Decanato de los jueces no dejaba lugar a las dudas: de los 157 secretarios judiciales que hay en Sevilla capital y provincia, tan sólo tres (uno de ellos de la capital y de un juzgado de Primera Instancia) no acudieron ayer a trabajar. Según los sindicatos, siete de cada diez funcionarios de Justicia apoyó la jornada de paro. Llegaron a reconocer que estaban satisfechos con la representación del sector en la manifestación de la Puerta Jerez pero no con el seguimiento.

Hospitales: Plena cobertura de las urgencias en los centros sanitarios

La jornada de huelga en el ámbito de la sanidad pública andaluza transcurrió "sin ninguna incidencia a destacar" y con la "plena cobertura" de las asistencias urgentes y emergentes, según resaltaron a Europa Press fuentes del Servicio Andaluz de Salud, que aludieron igualmente al "cumplimiento" de los servicios mínimos decretados. En cuanto al seguimiento de la huelga en este sector, las mismas fuentes resaltaron un "escaso seguimiento" del paro, el cual cifró "en el 3,49% del personal del SAS y en el 18,15% en cuanto al porcentaje de la plantilla de funcionarios que trabajan en la sede central del SAS, la Consejería de Salud y las ocho delegaciones provinciales del ramo". Por contra, la Unión General de Trabajadores cifró el seguimiento en el 75%.

Transportes: Dos horas sin tranvía y retrasos en los trenes AVE

El tranvía tuvo que estar parado dos horas como consecuencia de la manifestación de mediodía en la Avenida de la Constitución. En cuanto a los trenes AVE se registraron retrasos de hasta una hora por el apoyo de la CGT a la huelga en el último momento.

La Diputación: Lo más parecido a una jornada laboral: casi no llega al 20%

Salvo los piquetes informativos que los sindicatos organizaron a primera hora en la avenida Menéndez y Pelayo, la sede de la Diputación de Sevilla vivió una jornada como otra cualquiera del calendario laboral. De los 1.800 trabajadores que componen la plantilla de la institución, apenas el 20% se sumó a la huelga de funcionarios, según los datos oficiosos -hasta hoy no darán estadísticas oficiales- en los que, esta vez sí, coinciden los sindicatos y la administración. CCOO lamentó la baja participación y "más ahora que se está en medio de la negociación del convenio colectivo".

  • 1