Deportes

El día que el Betis lleva esperando tres meses

El Betis recibe hoy al colista, el Castellón, y si le gana regresará a la zona de ascenso, la misma que abandonó hace tres meses. Arzu se recuperó y Sergio León va citado.

el 21 mar 2010 / 20:34 h.

Durante demasiadas jornadas de esta temporada en Segunda, durísima para el Betis, el favorito número uno para el ascenso estuvo mucho más lejos que cerca de su objetivo. Cuando tocó fondo, en febrero, varios de sus jugadores recordaron que el ascenso se consigue en junio, no en marzo. Venía a cuento el mes en que comienza la primavera porque era el mes que peor pinta tenía para el equipo ya entrenado por Víctor Fernández. El último día de febrero, sin ir más lejos, el Betis visitaba al tercero, el Cartagena, con un abismo entre ambos: ocho puntos. Aquello no era un partido, era una final, y el conjunto de Heliópolis la resolvió a favor. Fue como cuando Lázaro volvió a la vida. Tan radical fue el punto de inflexión que un mes después, sólo tres jornadas más tarde, el Betis tiene la posibilidad de alcanzar al Cartagena y sustituirlo en la tercera plaza. Es decir, en la zona de ascenso.

El Betis entre los tres primeros. Quién se lo iba a decir a sus jugadores, sus técnicos, sus directivos y sus aficionados. Su equipo, de vuelta al sitio que abandonó hace tres meses, doce jornadas, después de perder ante la Real Sociedad en Anoeta (20 de diciembre). Pero así es. Y para conseguirlo, el Betis sólo debe vencer esta noche al Castellón, que es el colista y, por tanto, el peor equipo de la categoría. El Betis lleva tres victorias consecutivas y siete jornadas sin perder y en casa todavía no ha perdido ningún partido y sólo ha encajado cinco goles; el Castellón suma seis jornadas sin ganar y una sola victoria en catorce encuentros y fuera de casa apenas ha sido capaz de reunir un triunfo (en el campo del Hércules, eso sí). El pronóstico, por tanto, parece lógico: el Betis debe ganar.

Este planteamiento tan simple y bonito no es compartido por quienes deben llevarlo a la práctica. Víctor y sus jugadores se han pasado toda la semana alegando que "no hay nada hecho" y que confiarse ante el último de la lista "es equivocarse". Ese discurso de modestia, autoexigencia y respeto a los adversarios es una de las claves de que el Betis esté como está después de haber estado como estuvo. Otra es la apuesta atacante, que por supuesto tendrá hoy su correspondiente continuidad porque ahí estarán Jonathan Pereira (cuatro goles en las tres últimas jornadas), Emana (dos tantos en dos partidos) y Sergio García (cinco asistencias en dos semanas), con la inestimable ayuda de Juanma, Mehmet Aurelio e incluso Arzu. El nazareno se recuperó a tiempo de sus problemas en el tobillo izquierdo y es una de las novedades de la lista, ya que a mediados de semana estaba poco menos que descartado. Pero la gran noticia es la presencia de Sergio León, el 9 del Betis C que ha encandilado a Víctor en los entrenamientos.

A todos los factores favorables al Betis hay que añadir un estado de ánimo inmejorable, fruto de su propio momento y de una jornada redonda para sus intereses. De todos sus rivales directos sólo ganó la Real Sociedad, y a costa de quitar puntos al Levante, hasta ahora igualado con los verdiblancos. Si el Castellón -que viaja hoy mismo con las bajas de Rafita, Enguix, Pedro, Guzmán, Uranga, Silva y David Sánchez- no lo impide, la que se intuía como jornada ideal acabará siendo la jornada que todos los béticos esperan desde hace tres meses. La del retorno a la zona de ascenso. Y la de tener al Hércules a cuatro puntos. Increíble pero cierto.

  • 1