Economía

El diálogo social, en punto muerto

Un paso atrás. Las negociaciones para lograr un acuerdo en el marco del diálogo social han quedado bloqueadas después de que en la última reunión los empresarios hayan puesto sobre la mesa aspectos que quedaban, en un principio, fuera del debate. Es el caso del "contrato del siglo XXI", que propone un despido más barato.

el 16 sep 2009 / 05:12 h.

Un paso atrás. Las negociaciones para lograr un acuerdo en el marco del diálogo social han quedado bloqueadas después de que en la última reunión los empresarios hayan puesto sobre la mesa aspectos que quedaban, en un principio, fuera del debate. Es el caso del "contrato del siglo XXI", que propone un despido más barato.

El marco temporal fijado para alcanzar un acuerdo era el día 29 de este mes. Los sindicatos se mostraban confiados en cerrar, para ese fecha, una postura de consenso con la patronal y el Ejecutivo en el diálogo social. Ahora no está tan claro que ese objetivo pueda complirse. Y es que, según criticaron ayer CCOO y UGT, la patronal CEOE ha puesto sobre la mesa en la última reunión, celebrada el pasado jueves, unas propuestas que parecían desterradas del debate para poder lograr el acuerdo.

La rebaja de las cotizaciones sociales en cinco puntos o lo que denomina "contrato del siglo XXI", que contempla la indemnización por despido con 20 días por año trabajado, son esos planteamientos que han enfriado los avances en la negociación.

Los sindicatos indicaron que "no se explican" el cambio "radical" que ha experimentado la CEOE en sus posiciones ante las negociaciones en la mesa de Empleo del diálogo social. Así lo expresaron a Efe el secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, y el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, en relación con el encuentro mantenido para analizar las medidas del Gobierno en materia de empleo y protección de los desempleados.

Fuentes cercanas a la negociación dijeron que la patronal CEOE planteó cinco nuevas propuestas, con lo que vuelve a reivindicar su programa "de máximos". Ferrer destacó, entre esos asuntos, el nuevo contrato "que llaman del siglo XXI", además de algo que "nunca habían planteado antes", en referencia a la rebaja de los cinco puntos de cotización.

"Habíamos establecido que cualquier mejora en los costes de los empresarios, vía cotizaciones, no podía afectar a las prestaciones troncales de la Seguridad Social, como pensiones, maternidad, enfermedad". Y añadió que los sindicatos esperaban que se aceptara la rebaja del 0,5% planteada por el Gobierno, o que la patronal mantuviera como máximo los dos puntos que había planteado en un principio.

"No sabemos a qué obedece" este cambio, ahondó, ya que había un compromiso, establecido el 20 de mayo, de que "determinadas materias" no se iban a tratar en este ámbito. Por esta razón, Lezcano indicó que es necesario que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "reconduzca" el diálogo social tras la imposibilidad de llegar a acuerdos entre patronal y sindicatos y la incapacidad del Ejecutivo para liderar la mesa.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dijo que el Gobierno en todo momento "trabaja, ha trabajado y trabajará" para que el diálogo social se mantenga, se enriquezca y para tratar de limar las posibles discrepancias.

Por su parte, fuentes de la CEOE aseguraron que la situación "no está fácil" y que cabe la posibilidad tanto "de que se firme como de que no" porque la negociación "nunca ha estado tan abierta como ahora".

Tras el rumbo que tomó la última reunión, tanto Lezcano como Ferrer dijeron que la respuesta del Gobierno quedó "difuminada". Lezcano acusó al Ejecutivo de haber planteado un nuevo documento con muy pocas modificaciones respecto al anterior "y sólo de forma y no de fondo".

Según precisó, la reunión "fue mal" por ambas razones y se produjo un "fuerte calentamiento", por lo que ahora es difícil predecir cuándo se alcanzará el acuerdo.

Para Ferrer, el documento sigue igual ya que las modificaciones introducidas son "insustanciales".

Lejos quedan ahora los acercamientos logrados y que, hace tan sólo dos semanas, destacaban los sindicatos en aspectos como la protección social de los parados, el impulso a la inversión pública y la reorientación del modelo productivo.

  • 1