Economía

El diálogo social se reactiva tras el 'no' rotundo del Gobierno a la CEOE

Una vez que el Gobierno ha expresado esta semana que hay "líneas rojas" que no se sobrepasarán en el diálogo social, léase despido más barato y rebaja en cinco puntos de las cotizaciones sociales, la situación parece reconducirse. Así lo cree UGT después de que en la reunión de ayer se dejaran de lado en el debate los puntos más calientes.

el 16 sep 2009 / 05:29 h.

Una vez que el Gobierno ha expresado esta semana que hay "líneas rojas" que no se sobrepasarán en el diálogo social, léase despido más barato y rebaja en cinco puntos de las cotizaciones sociales, la situación parece reconducirse. Así lo cree UGT después de que en la reunión de ayer se dejaran de lado en el debate los puntos más calientes.

Y es que el Ejecutivo volvió a dejar ayer claro que no accederá a esas dos propuestas planteadas por la CEOE en la mesa del diálogo social. En una reunión previa mantenida por la mañana únicamente con los sindicatos, éstos aseguraron que el Gobierno se había comprometido a no pasar por ese aro, consistente en abaratar el despido, a través del llamado "contrato del siglo XXI", con un despido de 20 días por año trabajado, y en la reducción de cinco puntos en la cotización de las empresas a la Seguridad Social que, según Celestino Corbacho, ministro de Trabajo, supondría un déficit de 18.000 millones para el sistema.

Según el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, la negociación ha vuelto a los "perímetros iniciales", lo que supone que no habrá reforma laboral y que no se modificará la contratación ni la indemnización por despido.

En la reunión el Gobierno ahondó en que "no es posible atender peticiones de la dimensión de la CEOE" en torno a las cotizaciones sociales. En la misma línea, desde CCOO, su secretario de Acción Sindical, Ramón Górriz, confirmó que el Ejecutivo planteó que ambas cuestiones no son negociables.

Sin embargo, este sindicato aseguró que la CEOE no hizo ningún gesto de retirar sus propuestas de máximos. "No han dicho nada", precisó Górriz. De hecho, fuentes de la patronal eludieron valorar el encuentro y se remitieron a un comunicado conjunto.

No obstante, y aunque Ferrer aseguró que el Ejecutivo no les había entregado ningún papel en el que aumente su propuesta inicial de rebajar en medio punto las cotizaciones, sí que les transmitió que están estudiando mejorar esa cifra, aunque no se aproximará ni de lejos a los cinco puntos que reclama la CEOE. La única premisa es que la decisión no ponga en riesgo el sistema de la Seguridad Social ni las pensiones.

El Gobierno también va a seguir analizando la pretensión de los sindicatos de extender a doce meses -en lugar de los seis que había planteado en el borrador- el periodo en el que los parados que hayan agotado su prestación por desempleo cobren un subsidio.

En la reunión también se trató el plazo -inicialmente fijado para finales de julio, con una fecha, la del día 29- que se ha marcado el Gobierno para cerrar un acuerdo. Los sindicatos quieren que para el día 20 exista un "esqueleto" de conclusiones, para que puedan someterlo a sus afiliados, subrayó Ferrer, quien dijo que la patronal no pidió que se siga hablando en septiembre.

Y es que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, abrió el pasado martes la posibilidad de que no hubiese acuerdo hasta otoño, mientras que el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, rechazó que se fijasen plazos.

  • 1