Local

El diccionario político acepta "hasta el gorro"

El Parlamento asume la polémica expresión de Chamizo

el 27 jun 2012 / 19:18 h.

TAGS:

Puede que sin querer, el Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, haya introducido para siempre nuevos vocablos políticos en el Parlamento de Andalucía. Igual que hace años lo hizo José Antonio Labordeta, en el Congreso, cuando se marchó de la tribuna empujado por los gritos e insultos de la bancada popular con un sonoro: "¡A la mierda!".

Chamizo lo hizo hace una semana, en la presentación del informe de 2011, que concluyó con uno soflama moralista dirigida a los miembros de la comisión: "La gente está hasta el gorro de ustedes los políticos". El Defensor les reprochó directamente que se dedicaran a la "peleíta" diaria, en lugar de centrarse en los problemas graves que está sufriendo la ciudadanía. Ambas expresiones reflejan un cierto sentir popular, por eso agarraron con tanta facilidad en las redes sociales. Chamizo ayer se mordió el labio en la tribuna, al presentar el informe anual de su oficina del año 2011. No recuperó aquellos términos por los que el presidente de la Cámara, Manuel Gracia, le ha dado un tirón de orejas. Pero dio igual, porque lo hicieron los grupos parlamentarios. El PP, que se quejó varias veces de que "el caso del fraude de los ERE no es estar en la peleíta", e IU, que pronunció una encendida defensa de la labor, la independencia y de las "polémicas" palabras de Chamizo.

Su portavoz, José Antonio Castro, se quejó de que en los medios sólo tuviera trascendencia el "hasta el gorro" en lugar del "extenso informe del Defensor, con 17.900 actuaciones y 6.603 quejas presentadas". Castro le instó a ganar independencia, "cumplir sus prerrogativas y cesar a sus adjuntos", que son elegidos por los partidos políticos. También volvió a proponer que se modifique la ley para que las resoluciones del Defensor tengan carácter "vinculante". Puede que el Parlamento, como institución, se resista a aceptar el "hasta el gorro", pero si al final los diputados les dan vida, el diccionario político los terminará asumiendo como propio.

  • 1