viernes, 26 abril 2019
10:31
, última actualización
Local

El dinero extra para Tussam saldrá de recortar en empleo y asuntos sociales

Espadas cuestiona también la retirada de 3,2 millones de euros en inversiones. El PP culpa de esa rebaja en servicios a la Junta por no abonar su parte.

el 30 oct 2013 / 00:04 h.

TAGS:

El portavoz socialista, Juan Espadas, durante su comparecencia de este martes. El portavoz socialista, Juan Espadas, durante su comparecencia de este martes. La modificación presupuestaria que aprobará el Pleno este miércoles, además de permitir la devolución de las fianzas de los parking de Resipark, llenará la caja de Tussam, vacía tras saldar deudas con proveedores y con necesidad de tener cash para abonar las nóminas de diciembre y la extra de Navidad. Pero, ¿de dónde salen los millones necesarios para que la empresa pública tenga liquidez hasta final de año? El PSOE apuntó ayer que el grueso de ese dinero –4,3 millones de euros– llegará a costa de posponer inversiones previstas para este año y reducir partidas en empleo y servicios sociales. Así, a la crítica vertida el lunes por la oposición de “falta de transparencia e imprevisión” en un presupuesto, a su juicio, “fallido” se sumó ayer la denuncia de que se renuncien a 2 millones que a priori iban a la ayuda a domicilio, programa para discapacitados y medidas de promoción del empleo y la innovación, así como otras partidas para actuaciones concretas: obras en el cementerio y Centro de Visitantes de Marqués de Contadero, rehabilitación de edificios municipales y el convento de Santa Clara, arreglos por valor de 1,1 millones para el centro de control de la Policía en La Ranilla, la comisaría de Bellavista o el parque infantil de tráfico. Proyectos todos previstos para 2013 pero que, ya en la recta final del presente año, el Gobierno local se ha dado cuenta de que no podrá ejecutar en ese ejercicio. El portavoz socialista, Juan Espadas, incluso cifró, aportando papeles, en 3,2 millones los que se retirarán del anexo de inversiones en esta “macromodificación”, que se “pierden porque no se usan”. “Se deja pasar otro año más sin inversión municipal”, recriminó. Espadas aclaró que no cuestiona, con esta denuncia, que se busquen fórmulas para que abonar las nóminas de Tussam ni la devolución de las fianzas de los aparcamientos para residentes que no llegó a ejecutar Resipark, pero sí de dónde se saca esas cantidades del presupuesto. Así, focalizó su enfado en “la renuncia” de 1,3 millones destinados a políticas de empleo y 820.000 euros a servicios sociales, una retirada que consideró “inconcebible” e incluso se atrevió a avanzar que se trata de un “anticipo” a lo que supondrá aplicar la futura reforma de la administración local ideada por el ministro de Hacienda,Cristóbal Montoro, que, según afirmó, pretende “retirar competencias” a los Ayuntamientos. “Parece que el gobierno de Zoido quiere desmantelar los servicios sociales, dejándolo todo en manos de asociaciones y ONG, y renunciar a cualquier intervención en economía y empleo”, dijo. No en vano, el dirigente socialista aseveró que los trabajadores del área de Asuntos Sociales le han trasladado que se ha producido un “empeoramiento de los servicios”, debido a que se han aplicado “recortes” en las prestaciones.Esas quejas, además, las hiló con la moción que presentará hoy el Grupo Socialista contraria a la reforma de la administración local. La delegada de Hacienda, Asunción Fley, salió ayer al paso de las denuncia socialista. Negó que se renuncie a partidas en materia de empleo y asuntos sociales, y, de las que se ha cogido dinero han sido aquellas que no se han ejecutado “por no contar con financiación de la Junta de Andalucía”, citando los talleres de empleo, que ha sido objeto de controversia entre ambas administraciones desde el inicio del mandato. De la inversión que no se ejecutará en 2013, Fley reivindicó que los proyectos “ya estaban paralizados” por el anterior gobierno y que el actual lo que ha hecho “es desbloquearlos”. “Resulta sorprendente que se creen numerosos problemas debido a la mala gestión anterior y ahora se atreva a criticar a este gobierno local, que se está limitando a resolver los asuntos que ellos dejaron pendientes”, reflejó a través de un comunicado donde negó que haya improvisación al aplicar tal modificación. Más bien, Fley entiende que el presupuesto se diseñó con “la certeza de que surgirían más deudas antiguas que habría que ir pagando”.

  • 1