Local

El dinero vence a las libertades

La comunidad internacional trabaja con China mientras Cuba sigue aislada.

el 21 nov 2009 / 20:56 h.

TAGS:

La reciente visita del presidente de EEUU, Barack Obama, a China ha dejado en evidencia las distintas varas de medir que tiene la comunidad internacional con los países que no respetan los derechos humanos. A la vista de todos está que el país asiático deja mucho que desear en este campo. Lo mismo sucede en Cuba pero ¿por qué la Isla continúa bloqueada mientras China no para de crecer económicamente e incluso llegó a celebrar los Juegos Olímpicos del pasado verano?

Para el profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Navarra, Pedro Lozano Bartolozzi, China es el país con mayor crecimiento económico del mundo y tiene un enclave privilegiado en el que sustenta buena parte de los apoyos internacionales que recibe, y recordó la famosa frase de Napoleón. "Cuando China despierte, el mundo temblará".Según Lozano, aunque aún está "desperezándose" ofrece miles de oportunidades económicas a una gran mayoría de países, de ahí que se mire muy de soslayo la clara vulneración de los derechos humanos que ejerce el Gobierno chino sobre los más de 1.300 millones de habitantes del país. Prima el interés económico por encima del derecho a vivir dignamente.

En Cuba, el cerco comenzó en 1961. El presidente norteamericano Dwight D. Eisenhower decretó un embargo que un año después sería ampliado por John F. Kenedy. Aún persiste a pesar de que Obama ha tenido algunas concesiones con el régimen castrista. Por contra, EEUU hizo todo lo contrario con China. Las relaciones con un país que literalmente no existía para ellos comenzaron a oficializarse gracias a la famosa diplomacia del ping-pong (1971) del presidente Richard Nixon. Desde entonces los caminos han sido inversos. El país asiático ha ido agigantándose mientras que Cuba presenta grandes problemas estructurales. Buena parte de culpa, no toda, la tiene el bloqueo norteamericano a la Isla.

Lozano Bartolozzi, respecto el bloqueo Cuba, recalcó que su fin permitiría "occidentalizar" el país. Pero Lozano también fue duro con la comunidad internacional por tener una diferente vara de medir con estos dos países. "Es una actitud totalmente hipócrita por parte de la comunidad internacional", dado que prima el interés económico y el beneficio y desarrollo propio sobre el respeto por los derechos humanos de ciudadanos de otros países.

Con motivo de la visita de Obama a China, los activistas internacionales han vuelto a sacar a la luz pública las cárceles negras en las que se tortura a los contrarios y críticos con el régimen, o cómo se "escondió" a buena parte de la población durante los JJ.OO. para evitar protestas políticas. Tampoco olvidaron mencionar las fuertes censuras que hay en el país con los medios de comunicación.

Todo esto también lo censura la portavoz de Amnistía Internacional en España, Olatz Cacho. Aunque agradece las recientes palabras de Obama respecto a la necesidad de conceder más derechos a los chinos, lamenta que el máximo mandatario norteamericano "podía haber hecho mucho más".Según ella, la comunidad internacional "mira habitualmente para otro lado" respecto a las libertades pero no en la faceta económica, y apuntó que la próxima presidencia española de la Unión Europa puede ser "una oportunidad única para exigir el cumplimiento de los derechos humanos en China". Lamentablemente, queda mucho camino por recorrer con el régimen comunista. Según ella, China es el país que ejecuta cada año a más personas. "1.700 chinos mueren cada año y el único delito que han cometido ha sido exigir la libertad de los ciudadanos". Aunque su organización no pueda trabajar de forma directa en el país asiático -tienen la entrada prohibida si quieren obtener un visado como ONG- saben que el diálogo, la cooperación y la fuerza que debe imponer la comunidad internacional son las principales armas que tiene la población china para no ser más reprimida. En Cuba, por el contrario, la limitación de las libertades es "únicamente" política, matiza Cacho. Los cubanos no tienen derecho de asociación y aunque el sistema sanitario del régimen sea de los más desarrollados de la zona, Cacho insiste en que el respeto a los derechos humanos y el inicio de una nueva era de libertades en la Isla serán los pilares para sustentar el desarrollo económico de Cuba.

Pero si dichos pilares no aguantan, el desarrollo no llegará.

  • 1